Publicidad
Amazon Black Friday
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos
Carpe Diem

A DOS METROS DE TI

KILÓMETRO CERO

 

Si escribo estos textos no es por vanidad, qué disparate a juzgar por las escasas reacciones que estas columnas, relatos, artículos o lo que quiera que sean que eso va a gusto del lector-espectador, tienen, que me da igual, sino por una suerte de profesionalidad: cuando se escribe para un diario o periódico la misma palabra lo indica, se debe hacer con cierta periodicidad. No les extrañe pues que la serie «A dos metros de ti» (expresión que creo que se ha hecho popular-no quiero decir viral-) se engrose con una nueva entrada tras “Escaleras mecánicas”, “La distancia de un minuto”, “A favor de Esquilache” “Años luz” y “Dos puñaladas”.

Tampoco ha sido mi ánimo el de frivolizar sobre ningún aspecto de la pandemia de la COVID-19. Muy por el contrario mi solidaridad es absoluta con los que la han sufrido y sufren. Mi padre falleció a principios del primer confinamiento sin que aún podamos ni siquiera haber celebrado su funeral; pero ni los unos ni el otro caerán en el olvido…

He dicho primer confinamiento porque lo que tenemos encima va a acabar llevándonos -desgraciadamente-, mucho me temo, a un segundo episodio también generalizado de la serie. Al tiempo…

He dicho antes que la expresión «A dos metros de ti», nombre genérico de esta serie de artículos, ha hecho fortuna. Pero nunca me atribuiré el mérito, es simple casualidad ¿o causalidad?. Simplemente le he dedicado algunas horas de mi, sinceramente lo digo, escaso tiempo. Y como ahora creo que vamos y/o deberíamos ir a esa segunda parte, uno seguirá intentando entretenerles un rato con la distancia de seguridad.

He escrito hoy esto porque me viene a cuento de una nueva distancia. No sabía qué hacer o decir. Y se me ha subido a la cabeza el recuerdo de la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Sra. Díaz Ayuso, y del kilómetro 0 que se encuentra en ella. Las comparaciones son siempre odiosas. Pero creo que ambos, ella y yo, nos encontramos en ese punto muerto que es el no saber qué decir (aunque no se tenga obligación ni mérito) y peor aún, el no saber qué hacer.

 

Aniceto Valverde
Colaborador
FacebookTwitter
Publicidad

No te pierdas el Black Friday de Amazon

Amazon Black Friday

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.