Publicidad

El Alcalde José Antonio Serrano, acompañado por la gerente de Aguas de Murcia, Inmaculada Serrano y la concejala de Movilidad Sostenible y Limpieza Viaria, Carmen Fructuoso, ha visitado esta mañana la Planta Potabilizadora de Aguas de Murcia de La Contraparada.

Serrano ha anunciado que se van a volver a realizar análisis de detección de trazas COVID-19 en las aguas residuales al haberse incrementado la pandemia.

Por otra parte, durante la visita se ha firmado un convenio entre Aguas de Murcia y ANSE (Asociación de Naturalistas del Sureste) que da continuidad a una relación que se inició en 2016 y que ha permitido abordar iniciativas relacionadas con el cuidado de la biodiversidad (flora y fauna) de los entornos de las instalaciones utilizadas por EMUASA para la gestión del ciclo integral del agua.

Las acciones se centrarán, fundamentalmente, en el Paraje de La Contraparada, un espacio de alto valor ecológico y que acoge la ETAP (Estación de Tratamiento de Agua Potable) de EMUASA.

Con este convenio se pondrán en marcha iniciativas relacionadas con la protección de aves frente a electrocuciones en líneas de electricidad aéreas o las que van encaminadas a conseguir un aumento de insectos polinizadores en instalaciones de Aguas de Murcia; asimismo, se definirá un protocolo de incidencias con fauna silvestre en instalaciones de Aguas de Murcia.

El mayor reto será mantener y ampliar el bosque de ribera creado en el marco de anteriores convenios. Además de mejorar el entorno y devolverlo a su estado natural, Aguas de Murcia contabiliza la compensación de emisiones de carbono generadas por la propia actividad. Se trata de algo muy relevante y que ha permitido que Aguas de Murcia haya obtenido el reconocimiento del Ministerio de Transición Ecológica por su labor de lucha de contra la contaminación y el cambio climático, algo que se materializa con el cálculo, reducción y posterior compensación de la huella de carbono.

Publicidad

El acuerdo de colaboración es para dos años (2021 y 2022) y la empresa municipal aportará 50.000 euros para la consecución de los objetivos definidos.

Espacio libre de fitosanitarios

Con el objetivo de favorecer la biodiversidad y la salud de las personas, la ETAP de La Contraparada se ha comprometido a llevar a cabo una gestión de las zonas verdes basada en criterios ecológicos. El uso de productos químicos de carácter fitosanitario (herbicidas, insecticidas, fungicidas, entre otros) puede comportar una alta toxicidad, tanto para los animales como para las personas, además de ser una de las principales causas de la pérdida de insectos polinizadores.

Es por eso que en Aguas de Murcia, como consecuencia de su compromiso de preservación de la biodiversidad, se ha suprimido el uso de productos fitosanitarios en la gestión de los espacios verdes, aplicando una gestión que no genera impacto ambiental.

Para ello, se utilizan otros métodos como el empleo de productos ecológicos no tóxicos y/o de técnicas alternativas para el desherbado de plantas adventicias, la gestión diferenciada en espacios donde se permite la vegetación espontánea, así como con la aplicación de los principios de la lucha integrada de plagas y acciones que favorecen la presencia de fauna auxiliar y vegetación autóctona.

En caso de existencia de alguna plaga importante o especie de flora invasora que, por su riesgo ambiental o para las personas, requiera del uso puntual de sustancias fitosanitarias, se evaluarán previamente las técnicas alternativas existentes que implique un menor impacto, teniendo en cuenta el calendario de aplicación para que no interfiera con el ciclo vital de otras especies de interés.

Además, se han creado manchas de vegetación natural con flores y se han colocado refugios para abejas silvestres solitarias, que son los principales polinizadores en áreas mediterráneas y que se enfrentan a un severo declive por cambios de hábitats y, precisamente, por el uso de fitosanitarios.

La Estación de Tratamiento de Agua Potable (ETAP) de La Contraparada está situada en Javalí Viejo, junto al río Segura y tiene una capacidad nominal de tratamiento de 2.000 metros cúbicos por hora, todos ellos destinados al abastecimiento de la ciudad de Murcia y pedanías. La Planta potabliza 6,5 hectómetros cúbicos de agua potable cada año, siendo el agua suministrada por la ETAP el 24% del total consumido por Murcia y pedanías

En 2020 se realizaron un total de 18.202 determinaciones analíticas en el laboratorio de la ETAP, procedentes de 1.656 muestras. Se enviaron a laboratorio externo 245 muestras para analizar metales, Legionella, THMs, fangos, plaguicidas, radioactividad, etc. También se realiza un seguimiento de la calidad del agua del Río Segura a su paso por la ETAP.

 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.