Personal sanitario
Personal sanitario
Publicidad

Mañana 7 de abril es el Día Mundial de la Salud.

Es un buen día para que, desde las redes sociales ahora y cuando salgamos a las calles desde los espacios públicos recuperados, todas las organizaciones sociales reivindiquemos unidas una sanidad 100% pública y de calidad. Hoy, cuando el derecho a la vida está en primer término, el objetivo principal es parar la masacre de la pandemia del COVID-19.

Pero cuando terminen las medidas de confinamiento, probablemente nos encontraremos con una sociedad diezmada por la pandemia, con millones de parados y paradas, temerosa y con unas soluciones que los privilegiados querrán imponernos, como las que ya conocemos de la anterior crisis: recortes en todo lo público, más austeridad y más precariedad laboral; o lo que es lo mismo, demolición total del estado de bienestar, de derechos laborales, sociales y como personas, cuando aún no nos hemos recuperado de la anterior “crisis” que tan bien le fue a unos pocos.

Cuando aún no hemos recuperado, porque ni el PP ni el PSOE destinaron recursos a ello, la sanidad pública (de la privada, receptora de ingentes recursos públicos para nada, mejor no hablar), que está luchando contra la pandemia con las instalaciones prácticamente arruinadas, con poco personal y mal pagado, sin suficientes camas y medios.

Y qué decir de las residencias de mayores, en manos de multinacionales y fondos buitre de inversión, a los que los dirigentes del PP regalaron miles de casas para acto seguido desahuciar a los inquilinos y dueños que tuvieron dificultades, y en cuyos NEGOCIOS han encontrado la muerte unos 4.000 ancianos y ancianas por las inhumanas condiciones a que su criminal lógica de gestión ha conducido: el negocio y los beneficios por encima de la vida.

También en la UE y en muchísimos otros estados nos encontramos con el mismo problema que ha provocado este neoliberalismo salvaje… ¡hasta el Washington Post lo ha criminalizado, afirmando en un editorial que se trata de neoliberalismo salvaje o la vida, no hay más opción!

Comenzamos la nueva etapa de esta lucha mañana 7, Día Mundial de la Salud Pública, colgando una sábana en el balcón o la ventana, y cuando termine el confinamiento promoveremos y colaboraremos con todos los colectivos que propongan medidas para avanzar en una sanidad pública de calidad, en las pensiones públicas, en los derechos sociales y laborales y en las libertades de las personas.

Publicidad
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.