fbpx
Mar. Feb 25th, 2020
Juan Eladio Palmis

Juan Eladio Palmis.

“Cesiones Municipales” artículo de opinión por Juan E. Palmis

Es muy probable, y muchos analistas lo dan por hecho, que la base del triunfo del asentamiento y poblamiento del extenso continente de Las Indias por parte de los españoles, fueron los cabildos, los ayuntamientos, muy por encima de parroquias y casinos y conventos.

Aquella gente española que hizo las Indias, en cuanto tomó posesión de un territorio e inició el proceso de formalización de los vecindarios, la constitución del cabildo municipal fue su primer objetivo para regir la vida cotidiana, y asegurarse un futuro y un presente.

Pero, a diferencia de ahora, los cabildos municipales, eran organismo públicos del primer nivel de gobierno, que gozaban de una gran transparencia; y, al contario que ahora que son verdaderas cajas de grillos llenos de cantos oscuros, a sus vecinos le causaba orgullo su presencia y desarrollo como institución, porque era una herramienta social que, desde aquel hermoso renacer hasta los de ahora, no se parecen en nada, porque, entre otras muchas cosas, los actuales tampoco sirven para nada.

Si mañana, por un casual, no pudieran entrar a trabajar los funcionarios municipales al ayuntamiento, la gente de la calle no los echaríamos de menos porque todos y cada uno de los servicios esenciales para la vida común, los servicios y las gestiones, están privatizadas; Vamos, que están en plan de negocio con intermediarios que a la vista que no hay negocios más seguros, más rentables, y con menos riesgo que adjudicarse parcelas de gobierno municipal, todo se ha privatizado y vamos con una tendencia a más.

Los ayuntamientos, por entonces, en la época de su inicio, disponían del cabildo abierto (pleno municipal abierto al público) y ningún alcalde, al terminar su mandato se escapaba de lo que se denominaba el juicio de Residencia: una rendidura de cuentas públicas de su gestión en la que podía intervenir quien quisiera y tuviera una queja o una información.

Pero, en la medida que fuimos ganando en “civilización”, algo que fue en su funcionamiento primario básico y fundamental, se fue alterando hasta convertirse en el monstruo actual, que actúa como un gigantesco cañón que ha girado su tubo de lanzamiento de proyectiles hacia sus vecinos. Y el problema de nosotros los vecinos es sobrevivir a los disparos diarios de una pieza de artillería de grueso calibre que no descansa día y noche en su labor de joder a los vecinos.

Jode a los vecinos; bueno, a todos, todos, no. En el entorno de los Consistos actuales y en todos los vecindarios, existe un grupo de amichis, que, “empresarios” supervivientes de corporaciones sucesivas, trabajan en conjunto con los elegidos, para facilitar a los munícipes actuales que puedan desarrollar plenamente su gran amor por el pueblo o la ciudad.

Y siempre actuando, actualmente, con un descaro y con una hipocresía, que en tiempos de aquellos honestos comienzos de afianzamiento de los cabildos municipales, no hubiesen durado ni una semana en el cargo los que ahora se engalanan para tomar posesión y se aprenden cuatro frases hechas para que los amichis puedan echar unas lagrimicas de cocodrilo de emoción al comprobar el cuadro de intenciones de los modernos munícipes.

Está claro que no entra en lógica alguna que una empresa privada controle el agua que nos tenemos que beber los vecinos. Tampoco se ajusta a lógica alguna que el mundo público, las cosas que son de todos nosotros, los administren empresas cuyo primer objetivo es obtener beneficios. Y que claro, tienen que repartirlos.

De ahí la basura que nos está envolviendo.

Eladio Palmis
Colaborador
Página de FacebookPerfil de Twitter

Ayuda al ElDigtalCT a seguir trabajando para llevarte la información cada día a tu móvil o tu pc. Colabora con nosotros con una aportación de solo 3€ al mes para apoyar una información independiente. Conectamos con la gente, con las calles, con las instituciones y las asociaciones empresariales, con los colectivos  sociales y con los que necesitan hacerse oir.

Porque nosotros creemos que la información es pluralidad. 

Lo que te ofrecemos a cambio es un fin solidario

El 5%  del total de las aportaciones durante el 2020 irá destinado a AFAL  (asociación de enfermos de Alzheimer y otras enfermedades degenerativas de Cartagena y Comarca)

Elige el modo que prefieras y pincha en el botón “realizar aportación”

 

Mensual
€3.00/mes hasta cancelado
Anual

Descuento del 10%

€32.40 cada 12 meses hasta cancelado

 ¡¡Gracias por ayudarnos a seguir adelante!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.