Imagen del Valle de los Caídos
Imagen del Valle de los Caídos
Publicidad

El proceso, que ha sido autorizado por Patrimonio Nacional tras la petición de los familiares, es el más complejo de los que se han acometido en nuestro país y será largo en el tiempo debido al estado de las criptas.

«Más de sesenta años después de los traslados, las dificultades técnicas son muy grandes, por lo que entrar en las criptas no garantiza necesariamente que se encuentre a las personas que se buscan», señala el Secretario de Estado de Memoria Democrática, Fernando Martínez; «no obstante, el proceso de exhumación va a contar con todos los medios y con los mejores expertos para poder entregar a las familias a sus seres queridos, siempre que sea posible».

La entrada en las criptas tendrá varias fases:

  • En primer lugar, se habilitarán los accesos a los columbarios, asegurando las estructuras arquitectónicas que así lo requieran.
  • A continuación, tendrá lugar la intervención forense, que consistirá en la búsqueda y localización de los cuerpos, hasta donde sea posible, y a los correspondientes análisis genéticos que puedan dar lugar a las identificaciones.
  • Finalmente, tendrá lugar una fase de acondicionamiento de los columbarios, mejorando las instalaciones y las condiciones de conservación de los restos allí enterrados. Esto permitirá la dignificación global de las criptas.

«Los forenses que se harán cargo de esta tarea tienen la máxima cualificación, así como una gran experiencia contrastada en este tipo de actuaciones», añade el Secretario de Estado. La intervención técnica va a desarrollarse mediante protocolos reconocidos internacionalmente, y los laboratorios de referencia se encuentran acreditados en este ámbito.
El proceso de exhumación forma parte de la resignificación global del monumento a la que se ha comprometido el Gobierno de España y que tiene su plasmación jurídica en el Proyecto de Ley de Memoria Democrática, actualmente en trámite parlamentario.

Esta ley, que se ancla en los cuatro principios fundamentales del derecho humanitario internacional (verdad, justicia, reparación y deber de memoria para no repetir los hechos), pone a las víctimas en el centro, recuerda a todos los represaliados y repara moralmente a sus familias fomentando valores democráticos y derechos humanos. Las exhumaciones en las criptas del Valle forman parte significativa de este proceso.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.