Ramón Galindo
Ramón Galindo

Y con esto poco a poco llegamos al primer domingo de febrero, 02/02/2020 capicúa.


Ayuda al ElDigtalCT a seguir trabajando para llevarte la información cada día a tu móvil, tablet o pc. Colabora con nosotros con tu donación para apoyar una información independiente.



 

Y acaba una semana con una estrella menos en la Bandera de la UE, se nos quedan atrás los horteras británicos e hijos de su graciosa, longeva, colorida y bien conservada Majestad, que se quedan con su Commonwealth ¿Que podíamos esperar de unos tipos que usan calcetines con sandalias? (tanta paz lleven, como descanso dejan) y también movidita semana políticamente hablando por las tierras de Castilla y Aragón (Cataluña incluida).

Sánchez a sabiendas de que sus socios separatistas acabarían peleándose entre ellos, lo que le daría más minutos en la cancha, creyó que su mentira se alargaría como la nariz de Pinocho de la cual tanto le caricaturizan, pero lo que él no sabe es que esto va en serio. Y ni corto ni perezoso Rufián se presentó en Moncloa y sin llamar a la puerta, entró en el despacho como si se tratase de un matón de la Cosa Nostra enviado por su jefe ¡Y se lo explicó muy clarito a Sánchez!: “Tu vivirás en palacio, mientras desde Barcelona te lo consintamos” así que “tira p’alante” y cumple con tu “omérito pacto” y déjate de vendettas. Y la ya muy floja hebilla del cinturón de Pedro, se desabrochó una vez más, dejando sus posaderas al aire, para metafórico uso y disfrute de separatistas y anticonstitucionales.

Alfonso Guerra mientras tanto, opina que él sólo iría a ver a Torra, en el improbable caso de que él fuera un antropólogo interesado en el estudio de tal espécimen, hombre de paja trastornado, como el que lo colocó y ahora está en Bruselas, más dignos de ser expuestos en un zoo.

Pero en realidad esto es una constate en la política actual, colocar “hombres de paja” cual marionetas, manejados desde Barcelona, y otros casos similares que yo conozco.

Ábalos no se escapa de esta epidemia de “trolavirus patológico” que revolotea alrededor de Moncloa, cuyo aislamiento ante los medios de comunicación es la primera medida profiláctica que adopta Pedro. Algunos de los síntomas que presenta el afectado Ábalos son: Cansancio, tos, agujetas en brazos y piernas, pálpitos cardiacos, balbuceo al hablar y sobretodo una gran confusión mental y delirios.

Pero el equipo médico habitual le ha diagnosticado que esos síntomas también pueden ser consecuencia de haber atravesado en plena noche y a toda prisa, la pista de Barajas con “la Delcy Rodríguez” a coscoletas, o borricates como dicen por Cádiz, quizá esta última definición más adecuada para cuando el burro va debajo y la proscrita de la Comunidad Europea encima.

Y al tiempo que Marlaska firme y sin tibieza da luz verde para moler a palos a los agricultores extremeños, Pepe Álvarez líder de la UGT, quizá limpiándose la boca con la toallita húmeda de la última mariscada, dice que eso es cosa de los terratenientes de derechas -¡Válgame el Señor, con estos fachas del tractor!-

Y como los de los Goya no se acordaron del desaparecido Arturo Fernández, vaya desde aquí mi humilde homenaje a quien arriesgó su trabajo y su patrimonio en el teatro, sin pedir nunca ninguna subvención, todo lo contrario de los que con nuestro dinero montan sus festivales, jolgorios y pésimas películas, que mientras sea con dinero público nunca se estrujarán el cerebro con la necesidad de hacerlas rentables, simplemente a esperar la próxima aportación pública sin mérito alguno. Este año con la bendición estelar y la presencia del Presidente del Gobierno.

Y volviendo al tema de las epidemias ahora con el “coronavirus” en este país, siempre que algo va en serio, y le vemos las orejas al lobo, le pasamos la patata caliente a los militares, ya sean epidemias, inundaciones, terremotos o incendios, a sabiendas que los de uniforme no se andan con tonterías y cumplen los cánones a pies juntillas.
¡Y hablando de inundaciones! ¿Cómo es posible que los chinos pueden hacer dos súper-hospitales en 15 días? Y nosotros no podemos desviar unas pequeñas ramblas en los Alcázares en tantos años.

Hoy en la sobremesa, como cada semana, enciendo el puro de los domingos, y entre su aroma canario, tecleo como de costumbre estas letras, con laúnica intención de tener una excusa para mandar un abrazo a amigos y familiares.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.