Publicidad

Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Civil, han llevado a cabo la operación Malus-Somnia-Meso, centrada en una organización delictiva dedicada, presuntamente, a la captación de mujeres en Colombia para su posterior traslado y explotación sexual en España, utilizando para ello la fórmula del engaño y aprovechando la situación de necesidad en la que se encontraban las víctimas en sus países de origen.

Las víctimas engañadas eran trasladadas desde sus países de origen hasta España, utilizando cartas de invitación expedidas por personas cercanas a la organización. Una vez en España, las víctimas eran ubicadas en distintas viviendas, siendo obligadas a mantener relaciones sexuales con diferentes clientes, sin que les fueran respetados sus derechos fundamentales. Todas las víctimas eran extorsionadas y obligadas a pagar supuestas deudas adquiridas con la organización, amenazándolas con hacer daño a familiares en sus países de origen si no accedían a las imposiciones de sus captores.

Explotadas en distintas provincias españolas

Esta organización, de alcance internacional, buscaba víctimas en precaria situación económica para, mediante captadores, ofrecerles una vida nueva en la que ganarían mucho dinero en muy poco tiempo. El ámbito geográfico de actuación en el que operaba la organización investigada se encuadraba en diferentes provincias españolas, centrándose la investigación en las de Ciudad Real y Granada.

En el momento en que las víctimas llegaban a España, se les retiraba su documentación personal y se les trasladaba a diferentes viviendas, donde eran obligadas sistemáticamente a consumir sustancias estupefacientes durante sus largas jornadas de servicios, así como a ofrecérselas a sus clientes. Para llevar a cabo la explotación de las víctimas, los integrantes de la organización publicaban anuncios en diferentes páginas web, habiéndose chequeado más de 3.000.

Cinco víctimas liberadas y tres testigos protegidos

A finales del pasado mes de octubre se llevó a cabo la explotación de la operación, liberando a un total de cinco mujeres de diferentes nacionalidades, las cuales estaban siendo explotadas sexualmente.

Fruto de esta investigación, tres personas figuran como testigos protegidos en este procedimiento, las cuales habrían sido captadas, trasladadas y posteriormente explotadas sexualmente por la organización investigada. Las potenciales víctimas controladas por este grupo delictivo en los últimos años ascienden a más de 30 mujeres de distintas nacionalidades, todas ellas en clara situación de vulnerabilidad y necesidad.

Publicidad

Seis personas detenidas y tres investigadas

La operación se ha saldado con la detención de seis personas. Se trata de cuatro mujeres, tres de ellas de nacionalidad colombiana y una española, y dos hombres de las mismas nacionalidades. Otras tres personas están siendo investigadas, todas ellas en las provincias de Ciudad Real y Granada. A todos ellos se les investiga por delitos de trata de seres humanos con fines de explotación sexual, blanqueo de capitales, pertenencia a organización criminal y delitos contra la salud pública.

Los investigadores han llevado a cabo un total de cuatro registros domiciliarios en viviendas relacionadas con la estructura criminal, donde intervinieron una gran cantidad de documentación y efectos de interés para la investigación, destacando numerosos comprobantes de envíos de dinero a terceros países, que evidencian el importante monto económico que a través de las víctimas ganaba el grupo criminal, así como la forma de blanquear estos beneficios obtenidos.

La operación ha sido dirigida por el Juzgado de primera Instancia e Instrucción nº1 de Valdepeñas (Ciudad Real).

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.