Policía Nacional
Policía Nacional. Imagen de archivo
Publicidad

Agentes de la Policía Nacional de Cartagena ha detenido a una mujer que presuntamente había empezado a extorsionar a un hombre de 91 años al que hacía siete años que cuidaba. Al parecer la mujer exigió a su víctima que le entregase una gran cantidad de dinero mediante coacción, para lo que dejó de atender sus necesidades básicas.


Ayuda al ElDigtalCT a seguir trabajando para llevarte la información cada día a tu móvil, tablet o pc. Colabora con nosotros con tu donación para apoyar una información independiente.



 

Fue una trabajadora de servicios sociales la que dio la voz de alarma tras reunirse con el anciano en el hospital cuando iba a ser operado, dándose cuenta que el hombre se encontraba en una precaria situación social.

Tras entrevistarse con en nonagenario averiguó que el hombre se había visto obligado a vender su casa con el fin de poder atender a las demandas económicas que su cuidadora le hacia mediante la coacción y comprobó que éste se sentía amenazado, algo que puso en conocimiento de la Policía Nacional de forma inmediata.

Tras una larga y minuciosa investigación por parte de la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Cartagena, procedieron a la detención de la mujer como presunta autora de un delito de estafa y coacciones.

Publicidad

La extorsión empieza tras siete años

Las pesquisas realizadas por los agentes llegaron a la conclusión de que todo cuando la mujer contesto a un anuncio publicado por el anciano en el que solicitaba los servicios de una persona que se encargase de su cuidado. Ambas partes llegaron al acuerdo por el cual la mujer le cuidaría a cambio de alojamiento y manutención para ella y para su hijo adolescente.

Siete años después de que se iniciara la convivencia entre ambos, la mujer empezó a extorsionar al anciano exigiéndole una gran cantidad de dinero, lo que deterioro la convivencia y desembocó en que ésta desatendiera las necesidades básicas del hombre lo que generó una situación de indefensión que aparentemente provocó un deterioro en el estado físico, psíquico y financiero de la víctima.

Las constantes amenazas que presuntamente sufrió el anciano para que le entregase esa gran cantidad de dinero, el hombre, según informan fuentes policiales, no tuvo otra alternativa que vender su vivienda a condición de poder poder disfrutar de ella hasta su muerte, entregando a su cuidadora todo el dinero de la venta.

La presunta autora es una mujer de nacionalidad marroquí, de 55 años de edad y que fue detenida por coaccionar y estafar presuntamente al anciano.

 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.