Agente de la Guardia Civil
Agente de la Guardia Civil. Imagen de archivo
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos
Carpe Diem

La Guardia Civil, en colaboración con la Inspección de Farmacia de la Comunidad Autónoma, ha detenido a un vecino de Cartagena por adquirir presuntamente productos con el fin de elaborar éxtasis líquido, informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

La detención se ha producido en el marco de la operación ‘Imalge’, iniciada hace unos meses para esclarecer unas supuestas adquisiciones ilícitas de productos relacionados con la elaboración de drogas.

La investigación se abrió cuando inspectores de Farmacia de la Consejería de Salud alertaron a la Guardia Civil de que, durante un servicio rutinario de inspección en farmacias, habían detectado que en uno de los establecimientos se había suministrado gran cantidad de un tipo de anestésico.

En concreto, se constató la dispensación de más de un centenar de unidades de un anestésico general inyectable, de 10 mililitros cada dosis, cuyo principio activo es la ketamina, un fármaco de uso médico o veterinario que sirve para realizar intervenciones quirúrgicas, aunque no es habitual su uso en tratamientos.

Lo más destacable de este principio activo es que se comercializa como droga en el mercado negro y se suele utilizar para anular la voluntad y personalidad de la persona a la que se le administra con el fin de cometer algún tipo de abuso o robos.

Así, efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Benemérita abrieron la correspondiente investigación con la finalidad de verificar los hechos y, en su caso, esclarecerlos.

Los primeros pasos de la operación se llevaron a cabo a través de inspecciones en más de una veintena de farmacias de la comarca, al objeto de comprobar el alcance de la distribución de este tipo de medicamento, constando que en ninguna, salvo la que dio origen a la apertura de la investigación, lo había dispensado, y en algunas no figuraba en sus bases de datos.

Paralelamente, la Guardia Civil desarrolló otra serie de pesquisas que permitieron identificar a la persona que había adquirido los medicamentos.

Al precisarse prescripción por facultativo, el sospechoso se hacía pasar por veterinario para adquirir los productos, comprobando, gracias a la colaboración del Colegio de Veterinarios de la Región de Murcia, que esta situación laboral era falsa.

Una vez obtenidos todos los indicios necesarios, la Guardia Civil ha detenido a un vecino de Cartagena como presunto autor de los delitos de delitos de intrusismo profesional y contra la salud pública que, junto con las diligencias instruidas, ha sido puesto a disposición de la autoridad judicial competente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.