fbpx
Mar. Jul 14th, 2020
Juan Eladio Palmis

Juan Eladio Palmis

“Dicen que es por aquello de la resurrección.” Artículo de opinión por Juan Eladio Palmis

Excepto en Murcia capital que todas las infraestructuras las han cambiando y las han ido adaptando a que pasen lo más cercanas posible a la puerta de la catedral para que herejes y creyentes se maravillen de un poderío, el resto de las carreteras, especialmente en la zona de Cartagena, están igualico que hace medio siglo o cuando los carros sufrían, reatas tirando fuerte, subiendo las Cuestas del Cedacero.

Como hay un puñado muy grande de cartageneros y murcianos domingueros que los muy insolentes no se están creyendo lo que están diciendo, jurando y perjurando (eso sí, aguantándose la carcajada) desde el gobierno de la cortijá murciana de que las aguas del Mar Menor Muerto por Asfixia por culpa del Pepé murciano, con el silencio cómplice de todos los demás partidos y asociaciones interesadas y desinteresadas varias, están para embotellarlas y exportarlas a las playas tropicales, el concurso de coches hacia la zona de Mazarrón en busca de sus playas, este fin de semana está siendo impresionante.

Y para los conductores veteranos (ahora lo de viejos no se puede decir porque te denuncian cara a la oficina gestora del coronavirus) es de una melancolía enternecedora comprobar, entre curva y curva, entre volantazo y volantazo, que viajar desde Cartagena hacia su propia parte de su término municipal del poniente, se está conservando, dicen que intacto, para cuando venga el día de la resurrección, que los muertos revividos reconozcan todo tal y como se lo dejaron en lo referente a carreteras.

Menos mal que tenemos en Cartagena ayuntamiento, que nos ha defendido y se ha preocupado de la calidad de las aguas del Mar Menor, de Portman, de los Astilleros, de la contaminación urbana, de la repoblación forestal, de las energías alternativas, de ofrecerle suelo y exenciones a empresas de futuro, etc. etc. que si solamente hubiésemos tenido un ayuntamiento para que vayan a él a diario más de mil quinientas personas por largos años y no se pueda escribir un solo logro, no sé que hubiera sido de todos nosotros.

Te tiene que sobrar mucho el dinero y el tiempo, para utilizar la autopasta de pillaje Cartagena-Vera para ir desde Cartagena a una playa mazarronera; pero, el cambiar obras de esa tipología por la existencia de las cajas de ahorros implantadas en la región, ha sido una de las grandes proezas del partido que está gobernando por muchos años, el Pepé, S.A., brazo al hombro con los sociatas murcianos, y muchos más que seguirá en el gobierno porque para eso nos cuesta un dineral el voto cautivo que los mantiene, listos para ganar las elecciones que se les echen.

De todos modos, aún sabiendo que lo único que repitiendo se queda grabado en las gentes son las mentiras, seguiremos insistiendo que tenemos mucho que agradecerle a nuestros políticos, porque gracias a ellos, hemos vuelto a experimentar en nuestra propia existencia aquellas cosas que nos explicaban en clase de historia respecto a los privilegios de la nobleza en una España medieval, que ahora, en vez de ser señores condes y marqueses, que algunos los hay, o dicen serlo, tenemos una clase especial política, que son señores de despilfarro y desfalco, y siguen montados en sus coches oficiales.

Y siguen llevando escuderos.

Eladio Palmis
Colaborador
Página de FacebookPerfil de Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.