Mesa Sectorial de Educación
Mesa Sectorial de Educación
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos
Carpe Diem

El curso escolar 2020/2021 contará con un refuerzo de 1.500 docentes. La Consejería de Educación y Cultura contratará a 700 profesores que se unen a los 800 ya incorporados a los centros educativos de la Región de Murcia para el refuerzo de las aulas. Esta nueva dotación servirá para el refuerzo en Primaria, al igual que ya se ha hecho para Infantil y Secundaria y Bachillerato.

Esta nueva contratación ha sido acordada en el seno de la Mesa Sectorial de Educación celebrada esta mañana en la sede de la Consejería, con el apoyo de los sindicatos mayoritarios en el sector educativo, ANPE y SIDI, así como por CSIF. Los sindicatos CCOO, FETE-UGT y STERM no han apoyado este acuerdo.

La consejera de Educación y Cultura, Esperanza Moreno, manifestó tras la reunión que desde el Gobierno regional “se ha trabajado para que el inicio de curso fuera una realidad y alumnos y docentes pudieran regresar a las aulas con todas las garantías sanitarias y de seguridad”. En la Consejería, explicó Moreno, “se programó un inicio de curso, según marcaba la situación epidemiológica y no escatimamos en los recursos que fuesen necesarios para ello”.

En este sentido, la consejera aseguró que la contratación inicial de 800 docentes cumplía con las previsiones para dar apoyo a Infantil, así como Secundaria y Bachillerato. “Sin embargo, aunque el inicio de curso estuviera completamente organizado, tal y como ha defendido el presidente de Gobierno regional, Fernando López Miras, estamos ante una situación en la que se requieren mayores esfuerzos e iniciativas para llegar a acuerdos, porque esto es cosa de todos”.

El SIDI ha vuelto a solicitar un inicio de curso telemático y en el peor de los casos semipresencial

El SIDI ha criticado el retraso en la adopción de medidas de la Consejería de Educación de Murcia, así como la dejación absoluta de funciones del Ministerio de Educación.

El SIDI junto con ANPE y CSIF hemos suscrito un acuerdo con la Consejería de Educación que obliga a ésta a aumentar la plantilla de docentes “como mínimo” en 1.500 docentes, creándose una comisión de seguimiento en la que cada 15 días se verán las necesidades de seguir aumentando dicha plantilla, así como la adopción e implementación de otras medidas de prevención y protección contra el Coronavirus.

La Consejería proponía inicialmente alcanzar la cifra de 1000 docentes y tras lograr aumentarla a 1500, desde el SIDI consideramos todavía insuficiente ese número de docentes, pero en un gesto de responsabilidad hemos firmado este acuerdo para garantizar que en unos días tengamos ese aumento de efectivos tan necesario, ya que el no firmar el acuerdo supondría quedarnos como estábamos. Siendo un acuerdo de mínimos para irlo desarrollando día a día.

STERM rechaza la propuesta de educación por imprecisa e incompleta.

El Sindicato de Trabajadoras y Trabajadores de la Enseñanza de la Región de Murcia, STERM Intersindical, ha rechazado esta tarde la propuesta de la Consejería de Educación y lamenta que ésta se haga tarde, de manera tan poco concreta y sin atender a las demandas del profesorado y la comunidad educativa.

Para el sindicato, el escenario de nuevos 700 ‘efectivos docentes’ que se deberán repartir, una vez más entre la enseñanza concertada y la escuela pública, no contemplan ni una bajada de ratios ni los desdobles que son la máxima garantía de poder mantener el distanciamiento interpersonal para la protección de la salud de docentes, estudiantes y familias.

Se trata de un nuevo parche, con fecha de caducidad que, a pesar de mejorar las ya difíciles situaciones de los centros educativos, no resuelve la situación ni garantiza una vuelta segura e inclusiva a las aulas. Añade, que esta propuesta de ampliación de docentes tendría que ser una realidad desde el 1 de septiembre y aún está a medio camino de lo que realmente es necesario.

José Manuel Fernández, co-portavoz de STERM Intersindical, señala que “Educación se ha negado a incluir nuestra propuesta. Además, la gran parte de las propuestas del acuerdo son tan abstractas e imprecisas que no contribuyen en nada a mejorar la actual situación ni a mitigar el malestar y la preocupación del profesorado, estudiantes y familias.
Por otro lado, insistir en el modelo de docente-parche ante una situación tan excepcional que requiere de compromisos reales y estructurales con la escuela Pública es una versión de la vuelta al cole low-cost que ni garantiza las medidas sanitarias adecuadas ni una correcta atención educativa del alumnado”.
Fernández sostiene que desde STERM mantienen la convocatoria de huelga del próximo 23 de septiembre y continúan dispuestos a negociar todos aquellos aspectos que hasta ahora han sido obviados por Educación. Además, mantienen un compromiso firme porque la recuperación de la actividad lectiva en los centros educativos se haga con garantías y no con frases vacías de contenido.

 

FeSP-UGT no apoya el acuerdo de Educación al considerar insuficiente las medidas propuestas

El sindicato pide recuperar los más de 3000 docentes perdidos durante la época de los recortes, necesarios siempre y mucho más en las circunstancias actuales

Para FeSP-UGT la prioridad es velar y trabajar por la seguridad de la comunidad educativa, por lo que no puede ratificar un acuerdo tardío, con medidas escasas, ambiguas e inconcretas, fruto de la improvisación.

Sin querer entrar en guerra de cifras,  la principal carencia de este acuerdo es la insuficiencia de medidas encaminadas a bajar la ratio y garantizar la absoluta seguridad de la comunidad educativa, así como la falta de mención a los espacios educativos, que también resultan insuficientes.

Entre otras medidas, FeSP-UGT ha propuesto en el seno de la Mesa la disminución de la ratio para garantizar la máxima presencialidad; habilitar más espacios y mejorar los actuales; proteger al personal de especial sensibilidad, permitiéndole el teletrabajo; aplicar medidas concretas de digitalización que ayuden a profesorado y alumnado; y hacer  efectivos los refuerzos de limpieza.

En cuanto a la contratación de 1500 docentes, FeSP-UGT valora positivamente esta medida, pero la considera totalmente insuficiente y pide la recuperación de los 3300 puestos perdidos durante la época de los recortes.

En este sentido, la responsable de Enseñanza Pública de FeSP-UGT,  Toñi del Vas,  recuerda que estamos en un momento extremadamente delicado y que de lo que se trata es de garantizar el derecho constitucional a la educación de todo el alumnado, para lo que es necesario dotar del profesorado suficiente y que “esos docentes eran muy necesarios entonces y mucho más ahora para que nadie se pueda quedar atrás”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.