Alumnos en un aula
Alumnos en un aula
Publicidad

El Gobierno ha aprobado hoy el proyecto de ley de reforma de la Ley de Educación, que supone la derogación de la LOMCE, y que tiene como objetivo conseguir una educación “de calidad”, fundamentada en la “excelencia” en los aprendizajes y en la “equidad» para que nadie quede atrás.

Así lo ha anunciado en rueda de prensa en Moncloa la ministra de Educación, Isabel Celaá, tras la reunión del Consejo de Ministros, donde ha asegurado que el corazón de la ley es “una enseñanza personalizada”, es decir, que trata de la “diversidad del talento”.

Celaá ha subrayado que “el destinatario universal de esta ley es el alumnado”, ya que se busca “que no haya segregación ni en el acceso ni en la salida”, es decir, “sin itinerarios segregadores”, como establecía la LOMCE.

Asimismo, anunció que en un año el Gobierno presentará un modelo para la carrera docente, que “incluirá formación inicial del profesorado”.

La ministra ha señalado también que el Gobierno quiere avanzar de manera gradual en la incorporación de la educación de 0 a 3 y tratará de evitar que existan tratamientos de 0 a 3 que no sean educativos o que no tengan la calidad requerida.

Celaá explicó también que con esta ley se busca una escuela “inclusiva, participativa”, se incluye la educación para el desarrollo sostenible y la  educación digital y se apuesta por un currículo “mucho más competencial y menos enciclopédico”.

Publicidad
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.