La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, comparecen ante los medios de comunicación, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
La ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, la ministra de Educación y Formación Profesional, Isabel Celaá, y la ministra de Igualdad, Irene Montero, comparecen ante los medios de comunicación, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Publicidad

El Consejo de Ministros ha aprobado el anteproyecto de Ley Orgánica de garantía integral de la libertad sexual, que reforma el Código Penal e incorpora medidas de prevención, sensibilización y acompañamiento y reparación a las víctimas de delitos sexuales.

La ministra de Igualdad, Irene Montero, ha explicado que el objetivo de la ley no es solo que se pueda intervenir con eficacia cuando se producen delitos sexuales, sino «convertir a España en un país más seguro para las mujeres» con la erradicación de todas las violencias sexuales, entendidas como cualquier acto de esa naturaleza no consentido, o que condicione el libre desarrollo de la vida sexual en cualquier ámbito, público o privado.

La propuesta de reforma del Código Penal regula la figura del consentimiento en las relaciones sexuales como el elemento nuclear para juzgar si hay o no delito de agresión. Montero ha recordado que, hasta la fecha, las mujeres deben probar que ha habido sometimiento, violencia o intimidación, pero a partir de ahora la clave será que no haya habido consentimiento. Concretamente, el texto plantea que «no existe consentimiento cuando la víctima no haya manifestado libremente, por actos exteriores concluyentes e inequívocos, conforme a las circunstancias concurrentes, su voluntad expresa de participar en el acto».

El anteproyecto establece, asimismo, nuevos delitos sexuales, como el matrimonio forzado, la mutilación genital o el contagio voluntario de enfermedades de transmisión sexual.

Respecto a la atención a las víctimas, la ministra ha enumerado una serie de recursos y medidas de acompañamiento y reparación, como centros de crisis de 24 horas, formación de equipos profesionales de atención, juzgados especializados y asistencia jurídica gratuita.

La ley también contempla la educación sexual y las campañas de sensibilización: «El conjunto de la sociedad tiene que concienciarse de lo que son violencias machistas y sexuales, y de conductas que hasta ahora estaban completamente naturalizadas, invisibilizadas y que no se consideraban como tal», ha dicho Montero.

Publicidad

Agradecimiento al movimiento feminista

Irene Montero durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros
Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

La ministra de Igualdad ha reconocido la contribución del movimiento feminista para reivindicar y ampliar los derechos de las mujeres en España. Montero ha afirmado que sin su trabajo, y sin la participación de muchas mujeres y expertas, la ley no hubiese sido posible: «Esta es su ley, la ley del ‘sí es sí'».

La ley, ha continuado la ministra de Igualdad, permitirá convertir a España en un referente internacional en materia de protección y garantía de los derechos de las mujeres «para que nunca más se pierdan en un callejón oscuro».

Declaración institucional del Día de la Mujer

El Gobierno ha aprobado una Declaración institucional con motivo del 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, en la que reitera su firme compromiso con la igualdad real y efectiva entre hombres y mujeres y la erradicación de todas las formas de discriminación y violencia que sufren las mujeres por el hecho de serlo.

Irene Montero ha destacado que este año se cumple el vigésimo quinto aniversario de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, que ha definido como «un momento clave» en el reconocimiento institucional e internacional de la lucha de las mujeres por sus derechos. Aun así, ha advertido, muchos de los retos planteados entonces siguen pendientes.

En este sentido, la portavoz María Jesús Montero ha afirmado que el Gobierno es «consciente de que queda mucho por hacer» y que por ello impulsará medidas como la igualdad de permisos de paternidad y maternidad o la mayor presencia de mujeres en los consejos de administración de las empresas «para romper el techo de cristal que nos obliga a hacer un sobreesfuerzo por el simple hecho de ser mujeres».

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.