La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, durante su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, durante su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.
Publicidad

El Consejo de Ministros ha autorizado la distribución de 200 millones de euros entre las comunidades autónomas para crear 21.000 nuevas plazas públicas de educación infantil destinadas a escolarizar a niños de 0-3 años.

Esta partida, incluida en el Plan de Recuperación Transformación y Resiliencia, se completará en los años 2022 y 2023 hasta alcanzar una inversión total de 670,1 millones de euros, que permitirán crear más de 65.000 plazas públicas gratuitas.

La ministra de Educación y Formación Profesional, Pilar Alegría, ha subrayado, en la rueda de prensa posterior a la reunión del Ejecutivo, que todos los informes apuntan a que la escolarización temprana es fundamental para que los niños tengan un desarrollo educativo exitoso. Además considera que la medida tiene un fuerte impacto social porque favorecerá que más de 65.000 familias, con independencia de su renta familiar, puedan escolarizar a sus hijos en los primeros meses de su infancia.

Alegría ha resaltado que algunas familias no escolarizan a niños menores de cuatro años porque no pueden asumir el coste de las plazas. La medida aprobada hoy afronta directamente ese problema porque las plazas son públicas, gratuitas y se van a crear en centros de máxima calidad educativa. De esta manera, se alivia la economía familiar y se favorece la conciliación laboral, personal y familiar.

«Estamos poniendo en marcha el ascensor social desde las edades más tempranas para avanzar en esa verdadera igualdad de oportunidades para todos», ha afirmado la ministra.

Pilar Alegría ha añadido que para realizar el reparto se ha tenido en cuenta el nivel de estudios de la población en cada comunidad autónoma, las tasas de escolarización de niños de 0, 1 y 2 años y la dispersión de la población.

Publicidad

Fondos para la recualificación de trabajadores

Pilar Alegría durante su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros | Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa
Pilar Alegría durante su intervención en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros | Foto: Pool Moncloa/Borja Puig de la Bellacasa

El Gobierno también ha autorizado la distribución de 87,7 millones de euros, enmarcados en el Plan de Recuperación, para la cualificación y recualificación de más de 300.000 trabajadores.

El objetivo, según ha indicado la ministra, es que estas personas mejoren su cualificación y estén más preparadas para responder a los retos que demanda el tejido productivo. «La cualificación y recualificación del capital humano de nuestro país es uno de los requisitos indispensables para poder afrontar con éxito la transformación de nuestra economía, para lo que necesitamos trabajadores formados, bien cualificados, que respondan a las necesidades de cada sector productivo», ha explicado Pilar Alegría.

Las acciones formativas atenderán prioritariamente a la formación en sectores emergentes, que están recogidos dentro del Plan de Modernización de la Formación Profesional.

La titular de Educación ha precisado que la medida presta atención especial a los sectores con más trabajadores afectados por Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTES), a los ámbitos vinculados al cuidado de las personas y a las zonas en riesgo de despoblación.

Regulación de la evaluación, promoción y titulación

El Ejecutivo ha aprobado el Real Decreto que regula la evaluación, la promoción y la titulación de las diferentes etapas educativas. Los cambios entrarán en vigor este curso.

Pilar Alegría ha incidido en que la medida contempla la integración de todas las etapas educativas y pone el foco en la evaluación continua: «Damos un paso más en la dirección de reforzar la personalización de todos los procesos de aprendizaje».

El proceso de evaluación, ha añadido, hace hincapié en la detección temprana de las dificultades de los estudiantes, contempla medidas de refuerzo tan pronto sean necesarias y medidas de recuperación.

El Real Decreto recoge que la repetición debe ser una medida absolutamente excepcional que solo se tomará tras haber agotado las medidas de refuerzo y apoyo, y siempre y cuando se estime que es lo más adecuado para favorecer el desarrollo del alumno.

En Bachillerato, la promoción entre el primer y el segundo curso exigirá un máximo de dos materias no superadas, con una evaluación continua y diferenciada por asignatura.

La ministra ha destacado que se refuerza el trabajo colaborativo de los equipos docentes, que serán quienes decidan conjuntamente sobre el proceso de aprendizaje. «Estamos ante un nuevo modelo de evaluación que impulsa la cultura escolar basada en la confianza, en el trabajo colaborativo y en la participación», ha concluido.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.