Junta de Gobierno Local
Junta de Gobierno Local
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Carpe Diem

Según ha informado La Verdad, el aumento de las plazas vacantes, en especial debido al retraso en incorporar a nuevos policías locales y al decreto nacional de prejubilación de los agentes, ha disparado otra vez este año el número de horas extra realizadas por los funcionarios municipales. Como a eso hay que sumar el aumento de sueldos pactado por el anterior gobierno de Ana Belén Cstejón con los sindicatos, el Ayuntamiento de Cartagena se ha instalado en una vorágine de gastos en materia de personal. A la vista de esta espiral de costes, muy superior al ritmo de incremento de los ingresos, de que el acuerdo plantea nuevas alzas en las nóminas en los próximos años y a que España se acerca a una desaceleración económica, el interventor municipal ha hecho sonar las alarmas.

Justo cuando el nuevo Ejecutivo -donde a los seis concejales expulsados del PSOE se suman los de siete PP y los dos de Ciudadanos- se dispone a aprobar en el Pleno el presupuesto de 2019, el funcionario encargado de fiscalizar las cuentas ha realizado una advertencia que supera lo relativo a este ejercicio y se refiere a la estabilidad en los próximos años.

En un informe al que ha tenido acceso ‘La Verdad’, Jesús Ortuño avisa de que «debe analizarse pormenorizadamente el impacto de la entrada en vigor en 2019 del nuevo Acuerdo de condiciones de trabajo y convenio colectivo, y su repercusión en los siguientes ejercicios presupuestarios». Además, expone con rotundidad lo que, según su criterio, ha de hacer el equipo que encabeza Castejón, quien dará el relevo en junio de 2021 a la actual vicealcaldesa y líder de los populares, Noelia Arroyo.

«Debe el Gobierno local plantearse medidas de renegociación del Acuerdo de condiciones, amortiguación de su impacto en los próximos años, calendarización de la entrega en vigor de sus medidas para hacerlo más progresivo y cualquiera otras medidas que sirvan para contener el gasto público en el capítulo 1 del Presupuesto de gastos; todo ello teniendo en cuenta el actual contexto económico general de desaceleración», plantea el interventor.

Desaceleración económica

Sin dejar margen a la interpretación, Ortuño pone en guardia a la corporación sobre lo que se le viene encima si no reacciona en la dirección adecuada: «Si no se aplican estas medidas, el Presupuesto municipal no va a poder asumir en ejercicios sucesivos un ritmo de crecimiento como el que se plasma en estos Presupuestos para 2019».

El alto funcionario recuerda que, ya este año, las nóminas de la plantilla (compuesta por unos 1.300 trabajadores) dispararán el gasto en un 10,83%. Y, si bien toma la cautela de anotar que el director general de Empleo Público e Interior [José Serrano] ha expresado matices que pueden reducir esa cifra, que según fuentes municipales supone un incremento de 7,5 millones de euros respecto a 2018, no deja lugar a dudas respecto a la importancia de la cifra.

Este importe, recoge también el informe, «supone un incremento superior al incremento de las retribuciones de los funcionarios conforme determinan las Leyes de Presupuestos Generales del Estado y al ritmo de los ingresos municipales». El escrito, junto al resto de la documentación vinculada al proyecto de cuentas, será analizado mañana por la Comisión Informativa de Hacienda. En ella están representados los tres grupos políticos del gobierno y los tres de la oposición: MC, Podemos y Vox.

Castejón alcanzó el pacto con los sindicatos UGT, CCOO, SIME y CSIF el 11 abril, a poco más de un mes de las elecciones municipales. El acuerdo, firmado también como concejal de Función Pública, Hacienda y Calidad de Vida por Manuel Mora, quien dimitió en junio como edil socialista tras haber apoyado el pacto de gobierno con PP y Cs, sustituyó al que acabó en 2015 y tiene una vigencia de cuatro años: en concreto, del 1 de enero de 2019 al 31 de diciembre de 2022.

En el momento de la rúbrica, Castejón destacó el avance en la conciliación de la vida laboral y familiar, sobre todo para «los funcionarios mayores de 60 años, que podrán disponer de una reducción de la jornada laboral». También ha habido un aumento de un mes en el horario de verano.

Oposiciones e inspecciones

Fuentes municipales señalaron ayer que el Consistorio ha marcado como prioridad para el próximo año reducir el déficit de empleados, sobre todo convocando oposiciones para entrar en la Policía Local y en Bomberos. Eso, indicaron, reducirá el gasto en horas extra. Añadieron que la alcaldía y el área de Hacienda, que dirige Esperanza Nieto (del PP), trabajan también en un plan de refuerzo de la inspección fiscal, para elevar los ingresos. Con todo, admitieron que es necesario revisar el sistema de horas extra (RED) y abrir conversaciones con los sindicatos, para estudiar la situación.

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.