El Karim Allah, ya atracado en Escombreras.
El Karim Allah, ya atracado en Escombreras.
Publicidad

El barco Karim Allah, con 900 reses a bordo que fueron rechazadas por Turquía, ha atracado esta tarde en el muelle de Escombreras de Cartagena. Técnicos de Sanidad Animal inspeccionan el buque para comprobar el estado de los animales.


Ayuda al ElDigtalCT a seguir trabajando para llevarte la información cada día a tu móvil, tablet o pc. Colabora con nosotros con tu donación para apoyar una información independiente.



 

El plazo que el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación había dado al capitán del buque libanés para que permitiera la entrada de los inspectores finalizaba a las 11 de la mañana. Ante la falta de respuesta, Capitanía Marítima le prohibía abandonar el puerto. Finalmente, el buque ha atracado esta tarde en el muelle de Escombreras a instancias de la Autoridad Portuaria.

Habitualmente el embarque de ganado se realiza en el muelle de Santa Lucía. Óscar Villar, capitán marítimo de Cartagena, explicaba a Onda Regional que “se hizo una orden para que el barco no pudiera abandonar el fondeo y más tarde, en negociaciones de la Marina Mercante con Sanidad Animal se decidió que lo correcto era que el barco atracara para que los técnicos pudieran subir a bordo. Se ha movido la maquinaria para permitir al barco entrar en el puerto de Escombreras”.

El personal del ministerio está realizando las inspecciones oportunas para comprobar el estado de los animales. El buque fue rechazado en Turquía porque los terneros, supuestamente, presentaban síntomas de lengua azul. Posteriormente intentó venderse la carga en Libia sin éxito y pidió regresar a Cartagena, desde donde partió el pasado 18 de diciembre. Autoridad Portuaria y Ministerio aseguran que el barco salió con los documentos sanitarios que exige la Ley de Bienestar Animal y que certifican que los animales estaban en buen estado de salud y que proceden de áreas libres de lengua azul.

Publicidad

El capitán Marítimo, Óscar Villar, ha declarado que no consta que se hicieran análisis a las reses en el puerto de destino: “No hay señales de que haya habido análisis o comprobación, sino que simplemente rechazan el ganado alegando que la documentación no es correcta. Sin especificar mucho en qué punto. En Libia también fue rechazado, pero sin que hubiera tampoco un razonamiento científico”.

Desde que el barco llegara a Cartagena el pasado martes, el ministerio de Agricultura, Alimentación y Pesca ha estado en contacto permanente con la Organización Mundial de Sanidad Animal así como con la Comisión Europea para tratar la situación.

El capitán del barco libanés Kharim Allah, había dado de plazo para permitir la entrada de los inspectores del Ministerio de Agricultura hasta hoy a las once de la mañana. Una vez que los inspectores comiencen con estas labores, Capitanía Marítima prohibe que el barco abandone la bahía de Cartagena, hasta que tengan una resolución.

El Kharim Allah regresó el pasado lunes al puerto de Cartagena, de donde salió a mediados de diciembre, con toda su carga intacta. 880 cabezas de ganado bovino español que Turquía había rechazado porque consideraban que la documentación de los animales no acreditaba suficientemente que estuvieran libres de la enfermedad de la lengua azul.  Algo que han desmentido tanto el puerto de Cartagena como la Comunidad Autónoma  que selló los certificados y la consignataria.

Desde que el barco llegara a Cartagena, hace 4 días, el ministerio ha estado en contacto permanente con la Organización Mundial de Sanidad Animal así como con la Comisión Europea para tratar la situación del barco, que tras ser rechazado por Turquía intentó vender la carga en Libia sin éxito pero si consiguió cargar pienso para los animales en otros puertos.

Fuentes consultadas por Onda Regional, aseguran que los animales no están afectados por la enfermedad de la lengua azul. Añaden que salieron de Cartagena el pasado mes de diciembre con los documentos sanitarios que exige la Ley de Bienestar Animal y que certifican que estaban en buen estado de salud. Vicente Carrión, presidente de COAG en el campo de Cartagena, ha recordado que la región de Murcia está libre de la enfermedad de la lengua azul.

De momento, el Ministerio ha suspendido de forma provisional la salida de barcos con ganado desde el muelle de Santa Lucía lo que -según Carrión- supone un mazazo para los ganaderos de la Región, que piden celeridad para resolver la situación porque ya se han visto obligados a exportar el ganado desde otros puertos españoles.

El puerto de Cartagena es líder en el tráfico de reses; una actividad que comenzó hace una década y que ha movilizado a 2 millones de animales.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.