La diputada del PP Maruja Pelegrín
La diputada del PP Maruja Pelegrín
Publicidad

El portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Joaquín Segado y diputados regionales, han mantenido una videconferencia con los presidentes de las Cámaras de Comercio, Industria y Navegación de Murcia, Cartagena y Lorca con quienes han abordado la situación actual, las propuestas de colaboración para salvar la crisis económica y las iniciativas presentadas en la Asamblea Regional de apoyo al sector del comercio tradicional y de proximidad.

En el encuentro telemático los presidentes de las tres Cámaras de Comercio han urgido al Grupo Parlamentario Popular a la aprobación “cuanto antes” de los presupuestos regionales. Y los diputados han puesto en valor el trabajo desarrollado por las tres entidades como “correa de transmisión de información” del sector empresarial y comercial “ante el momento excepcional que estamos viviendo”.

El Partido Popular, a través de una moción que ha registrado en la Asamblea Regional, ha pedido al Gobierno de España la elaboración de un Plan de Contingencia orientado a rescatar al comercio de proximidad ante la crisis del coronavirus.

Maruja Pelegrín, defensora de la iniciativa, ha señalado que “la falta de ingresos derivada del cese de actividad decretado por el estado de alarma amenaza su subsistencia, pero el Ejecutivo de Sánchez ha respondido con una total ausencia de sensibilidad”.

La parlamentaria autonómica ha afirmado en concreto que “los pequeños comercios son uno de los colectivos más castigados por la crisis del COVID19, un sector ya de por sí precario y desprotegido que depende de los ingresos diarios para subsistir y a los que el estado de alarma ha dejado en una absoluta indefensión que podría llevarles incluso al cierre de sus negocios”.

“En la Región de Murcia la pequeña y mediana empresa, los negocios familiares y en general el comercio minorista y el comercio tradicional tienen una importancia capital en la imagen, el desarrollo económico de nuestra tierra y en nuestra propia identidad como murcianos”, ha dicho Pelegrín, para destacar a continuación “el valor añadido del pequeño comercio local, que nutre de vida a las ciudades, y que en numerosas ocasiones mantiene vivos los cascos urbanos y contribuye a convertirlos en importantes focos de atracción turística, cultural y social: por tanto, la presencia de la pequeña y mediana empresa comercial en el tejido urbano debe ser objeto de especial cuidado, dada la relación existente entre comercio y ciudad”.

Publicidad

Maruja Pelegrín ha resaltado que “pese a factores tan adversos como la irrupción de la compra online, la dura crisis económica, la entrada en el mercado de grandes centros comerciales, multinacionales y franquicias, o la competencia desleal y la economía sumergida, el pequeño y mediano comercio ha ido subsistiendo no con poco sacrificio”. “Sin embargo”, según ha aducido la diputada del PP en la Asamblea, “la crisis del COVID19 podría suponer su completa desaparición con un impacto económico, laboral y social sin precedentes, ya que la paralización de sus empresas, derivada del estado de alarma y el cese de su actividad, se ha visto agravada por la falta de reacción del Gobierno Sánchez-Iglesias, que los ha dejado desprotegidos”.

“Ellos, el pequeño comercio, las pymes, los comerciantes, no obtienen ingresos estos días pero tienen que seguir pagando alquiler, préstamos, impuestos, cuotas…. Están sufriendo una situación absolutamente insostenible”, ha afirmado la parlamentaria “popular”, para señalar que “es necesario y urgente elaborar un ambicioso paquete de medidas, que proporcione liquidez a las empresas y contenga ayudas directas y exenciones, condonaciones y suspensiones de impuestos, además de aplazamientos de pagos”.

Pelegrín ha hecho hincapié en que “nuestro pequeño comercio necesita un plan, una hoja de ruta clara con ayudas efectivas, reales y comprometidas y liquidez para el tejido productivo”. “Sin embargo”, según ha criticado la diputada regional, “el Gobierno de Pedro Sánchez ha respondido con unas medidas que, según el propio sector, son notoriamente insuficientes y, además, les condena a someterse a una mayor burocracia si quieren acceder a ellas”.

La parlamentaria autonómica ha señalado que “vivimos una crisis sin precedentes en la que muchos de estos comercios se encuentran en grave trance de desaparecer, lo que supondría un punto negativo de inflexión en la economía y el empleo”.  “No podemos correr el riesgo ni permitirnos el lujo de experimentar: acudamos al rescate del pequeño y mediano comercio, un sector clave en la creación de trabajo autónomo y el desarrollo económico”, ha concluido Maruja Pelegrín.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.