La diputada socialista Toñi Abenza
La diputada socialista Toñi Abenza

El Grupo Parlamentario Socialista ha presentado una moción en la Asamblea Regional, en la que solicita el refuerzo a los servicios de inspección en todas las residencias de mayores y personas dependientes de la Región de Murcia, con la intención de acabar con la difícil situación por la que pasan algunas personas en estos centros.

Así lo ha anunciado la diputada socialista Toñi Abenza, quien ha explicado que la iniciativa incluye la realización de auditorías anuales, si fuera necesario, y la elaboración y puesta en marcha de un Plan Regional de Formación Higiénico Sanitario, dirigido a los empleados y empleadas de las residencias.

Ha explicado que el objetivo es la puesta en marcha de un nuevo modelo de residencias que garantice la seguridad, la salud, la autonomía y la calidad de vida de las personas, para evitar que, en esta o futuras pandemias, los centros no se conviertan en hospitales, sino que se mantengan fieles al lema “vivir como en casa”.

“Vamos a llegar hasta el final y trabajaremos de forma incansable para que no se repita la situación inhumana de falta de cuidado y abandono que han sufrido los usuarios de algunas residencias de la Región. El Gobierno regional del PP no se puede poner de perfil no asumiendo sus responsabilidades”.

Además, el PSOE pretende reforzar los equipos de protección individual en residencias para proteger a los usuarios y a los trabajadores y trabajadoras de los centros frente al Covid.

Toñi Abenza ha recordado que las instituciones públicas deben garantizar el derecho a la protección de la salud, recogido en el artículo 43 de la Constitución, que establece que “compete a los poderes públicos organizar y tutelar la salud pública a través de medidas preventivas y de las prestaciones y servicios necesarios”.

“Sin embargo, la actual crisis sanitaria, económica y social provocada por la Covid-19, ha desnudado las vergüenzas de los centros residenciales para personas con discapacidad y mayores de la Región de Murcia. Una carencia que antes de que llegara la emergencia sanitaria ya se producía, con denuncias respecto al modelo de residencias, entre ellas, la falta crónica de personal, la precariedad laboral y la escasez de recursos”, ha señalado.

La diputada socialista ha dicho que la pandemia ha evidenciado una radiografía dolorosa del estado de salud de las residencias que dista de la original, concebido hace más de dos décadas, dejando al descubierto un modelo obsoleto y desfasado con más de 230 personas contagiadas a finales de mayo, y más de 400 en la segunda ola.

“Esta situación comenzó a empeorar a principios de noviembre, cuando ya eran doce las residencias afectadas por diferentes brotes de coronavirus, provocando una medicalización de los centros de cuidados y una falta de material en los equipos de protección individual para los trabajadores y trabajadoras importante”, ha añadido.

Finalmente, Toñi Abenza ha afirmado que, aunque la actual emergencia sanitaria exija esta medicalización, las residencias no pueden transformarse en un modelo sanitario-institucional donde las personas pierden el control de sus vidas y no son el centro del cuidado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.