Aroha Nicolás, concejala de Unidas Podemos IU-Verdes Equo en el Ayuntamiento de Cartagena
Aroha Nicolás, concejala de Unidas Podemos IU-Verdes Equo en el Ayuntamiento de Cartagena
Tiempo estimado de lectura: 8 minutos
Carpe Diem

Este próximo jueves 6 de agosto, el Ayuntamiento de Cartagena celebra un pleno extraordinario para debatir el Estado del Municipio. Durante el mismo la edil de Unidas Podemos IU-Verdes Equo, Aroha Nicolás tomará posesión de su acta de concejala.

Cabe recordar que el pasado mes de marzo, la que era portavoz del grupo municipal, y secretaria de Podemos Cartagena, Pilar Marcos, anunciaba su decisión de abandonar la política activa, y en consecuencia su acta de concejal en el consistorio cartagenero.

La renuncia de Pilar se hizo efectiva el pasado mes de junio, durante el pleno ordinario de ese mes y que sería en consecuencia el último de la edil.

A raíz de esta dimisión, la hasta ese momento número dos, Leli García pasaba a ser la portavoz de la formación, corriendo así la lista de la coalición.

En el número de tres de esa lista se encontraba Aroha Nicolás, que a diferencia de las dos anteriores candidatas se presentaba como miembro del Izquierda Unida.

Biografía Breve

Aroha Nicolas García nacía en Cartagena en 1989 y como muchas de las jóvenes de su generación conoce de primera mano la precariedad laborar en el mundo de la hostelería. Se ve obligada a irse fuera durante varios años en busca de un futuro que no encuentra en su ciudad natal, ni en su país a causa de la crísis económica. Aroha ha sido profesora de alfabetización con mujeres migrantes y ha colaborado activamente en proyectos de integración social en el municipio y en otros de cooperación al desarrollo en Cuba. Actualmente se encuentra estudiando en la Escuela Universitaria de Enfermería de Cartagena, actividad que a partir de ahora tendrá que compaginar con su nuevo cargo como concejal del Ayuntamiento de Cartagena.

Entrevista

¿Cuáles fueron sus principios como activista y tus primeros pasos en política?

Digamos que me viene de familia, así que me tengo que remontar a mí infancia. La lucha por mejorar la educación me llevó a ser delegada de clase, de ahí pasé a formar parte del Sindicato de Estudiantes y posteriormente a militar en las Juventudes Comunistas. Años más tarde, me integraría como militante activa en la agrupación local del Partido Comunista de España.

También he formado parte del movimiento feminista de la ciudad y puedo decir que me siento muy orgullosa de ser una de las socias fundadoras de la Asociación de Memoria Histórica de Cartagena. Todo ello sin olvidar mi paso como activista de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca en los años más duros de la crisis económica.

¿Cómo recibió la noticia de que había corrido la lista tras la dimisión de Pilar Marcos? ¿Se esperaba entrar en el ayuntamiento durante este mandato?

Desde luego, fue una noticia totalmente inesperada. Me enteré porque, poco antes de hacerlo público, Pilar Marcos me llamó por teléfono para contármelo personalmente y que no me pillase la noticia desprevenida. En cualquier caso, he tenido que cambiar alguno de mis proyectos personales, que se alejaban de la política institucional, para encarar esta nueva etapa de la mejor forma posible.

¿Qué opina del trabajo realizado hasta ahora por el grupo municipal?

Considero que el trabajo que se ha llevado a cabo hasta el momento ha sido bueno. No sólo por el trabajo institucional en sí mismo sino porque tanto la intensidad como los objetivos de la labor realizada desde el grupo municipal están estrechamente vinculados a las necesidades y demandas de los colectivos y organizaciones ciudadanas del municipio de Cartagena con los que estamos en contacto diariamente.

En todo momento el trabajo realizado es fruto de esa conexión directa con la gente y con el proyecto político por el cual nos presentamos a las elecciones. Que no es ni más ni menos que trabajar para construir un municipio más justo, democrático, sostenible e igualitario. En este sentido se ha hecho un gran esfuerzo para garantizar unos servicios públicos municipales realmente al servicio de las vecinas y vecinos y no al de los intereses de las empresas privadas que los gestionan o para luchar contra la contaminación que afecta a zonas importantes de nuestro municipio.

¿Qué cree que puede aportar a partir de ahora?

Soy una persona con bastante carácter y directa, a la que no le intimidan los retos por grandes que sean y capaz de llegar hasta las últimas consecuencias por las cosas que creo justas. Además, cuando asumo cualquier responsabilidad pongo todo de mi parte para hacerlo de la mejor manera posible. Y esto me lleva a dedicar horas a investigar, a formarme, a buscar soluciones y plantear propuestas concretas que supongan mejoras reales.

Por otro lado, también aportaré los años de experiencia en la política no institucional del municipio, el bagaje de años en los movimientos sociales -desde que empezará hace casi 15 años en el movimiento estudiantil- y el haber asumido ya responsabilidades en diferentes ámbitos a través de las cuales he aprendido no sólo conocimientos que podrán ser útiles en esta nueva etapa sino también habilidades que espero que puedan servir para fortalecer el proyecto político de Unidas Podemos – Izquierda Unida – Verdes – Equo.

El grupo municipal Unidas Podemo IU Equo está formado actualmente, tanto los asesores como los concejales, exclusivamente por miembros de Podemos. ¿Cree que eso puede afectar a su trabajo durante los tres años que quedan?

¡Para nada! Tuve la oportunidad de trabajar con ellas en los inicios de nuestra coalición y durante la campaña electoral. A demás tenemos como base el programa electoral acordado por las tres organizaciones y con el cual nos presentamos a las elecciones. Está claro que venimos de organizaciones diferentes y que eso se puede notar a la hora de plantear ciertas iniciativas o como abordar ciertos temas pero nuestro compromiso es claro e incuestionable. Nuestra coalición se basó desde el primer momento en sumar, en la suma de los que cada organización podía aportar para mejorar la vida de la sociedad Cartagenera.

¿Tiene ya pensadas cuales serán las primeras iniciativas que presentará en el próximo pleno cuando ya tenga el acta de concejal?

Cartagena se merece que de una vez por toda se le dé la importancia que se merece a las preocupaciones de las vecinas y vecinos del municipio.  Preocupaciones que muchas veces han chocado contra la parálisis política, los intereses y privilegios del ‘establishment’ local y regional o se han topado directamente con la corrupción o la incompetencia.

Desde el inicio trabajaré para poner el acento en las cuestiones que sirvan para que la clase trabajadora y los sectores populares de Cartagena tengan unas condiciones de vida  dignas. Y para ello es fundamental tener unos servicios públicos de calidad. La actual crisis sanitaria nos ha demostrado que es necesario seguir invirtiendo en la sanidad pública y reforzar el importantísimo papel de los Centros de Atención Primaria. Además, en septiembre vuelven miles de escolares a las aulas en un ambiente de gran incertidumbre. Las instituciones locales tienen que jugar un papel determinante, en estrecha coordinación con los agentes educativos -profesorado, familias y estudiantes- y la administración regional, para garantizar que se dan las condiciones necesarias para la vuelta al cole y para ello se deben poner los recursos que correspondan.

Por otro lado, otras cuestiones que responden tanto al momento que vivimos como a un firme compromiso por la mejora en estos ámbitos son las políticas contra la violencia de genero, una verdadera defensa contra el maltrato animal y una gestión pública y transparente del Centro de Atención y Tratamiento de Animales Domésticos (CATAD) así como la mejora de las condiciones laborales de la clase trabajadora de la ciudad en un momento en el que la precariedad y el desempleo han golpeado con fuerza en nuestro municipio.

¿En qué áreas piensa centrar su trabajo en el ayuntamiento?

 Son muchas las áreas de trabajo que se desarrollan en el ámbito institucional. Para poder optimizar el trabajo dentro del propio grupo municipal hemos realizado un reparto de estas áreas que responden a los intereses, las experiencias previas y al perfil que tenemos. Por eso centraré mi trabajo en cuestiones relacionadas con la igualdad y la lucha contra el patriarcado, la educación -apostando por la ciudad educadora y la ampliación de plazas de educación infantil, la sanidad -con reclamaciones justas para el castigada Área de Salud 2 como la recuperación total del Rosell, la apertura permanente del servicio de  Hemodinámica, el refuerzo de los servicios de salud mental,…-, la juventud -con ofertas formativas y de empleo suficientes, con un empleo de calidad, un ocio digno,…-, la cultura, el turismo, el patrimonio -conservación y puesta en valor de un patrimonio dilapidado y olvidado durante décadas-, la defensa animal, el Casco Antiguo, la memoria histórica -con una deuda todavía pendiente con la justicia, la verdad y la reparación de las víctimas.

Por otro lado, hay cuestiones transversales a todas estas áreas como un impulso decidido por la participación ciudadana, el protagonismo social y la democratización radical de las instituciones. En este sentido, se hace más que evidente que mis principios republicanos y mi compromiso por alcanzar una sociedad plenamente democrática, más aún en momentos en los que vemos como los casos de corrupción asedian a la monarquía y han sumado un nuevo exilio para la familia de los Borbones, estarán siempre presentes.

Desde luego que pretendo que en todo momento se vea de manera clara la impronta de los colectivos sociales y de la sociedad cartagenera que demandan mejoras concretas en estos ámbitos y unos servicios públicos de calidad para todas y todos lo que exige que mantengamos una lucha constante por exigir la remunicipalización, el control exhaustivo y la auditoría pública de los servicios públicos en manos de empresas privadas.

¿Qué opinión le merece el gobierno de coalición del ayuntamiento de Cartagena?

Se trata de un gobierno diseñado para dar estabilidad a las grandes empresas de Cartagena y apuntalar sus privilegios. Por lo tanto, alejado de las necesidades de la clase trabajadora, de las pequeñas y medianas empresas y de los sectores populares del municipio. Desde luego, tanto las antiguas concejalas y concejales del PSOE, ahora no adscritos, como los del PP y Ciudadanos se pusieron de acuerdo para evitar un escenario que hubiese sido muy incomodo para sus propios intereses y se están esforzando por mantener una hoja de ruta que, por desgracia, no ha supuesto un beneficio para el pueblo cartagenero.

El impas de este año por el Covid parece que ha dejado atrás algunos temas importantes en Cartagena y también en la región. ¿Cómo  valora el panorama político actual y cómo cree que evolucionará a corto y medio plazo?

En cierto sentido, la crisis sanitaria producida por la epidemia ha servido de coartada perfecta a los sectores más conservadores para avanzar en una agenda política que de ninguna manera hubiese sido aceptada en otras circunstancias. En este sentido, hay muchas cuestiones que no es que se hayan dejado atrás si no que simplemente ni tan siquiera aparecían entre las tareas o prioridades de este gobierno local y del gobierno regional.

Simplemente, se van a acentuar estas políticas profundamente injustas y generadoras de desigualdades sociales. Por ejemplo, ya se había dejado atrás la inversión en educación publica frente a la privada como también ocurre con la sanidad. Ya se había dejado atrás la inversión en una cultura popular accesible para las trabajadoras y trabajadoras frente a las entradas de 40 € que sostienen un modelo cultural elitista y marginador. Ya se había dejado atrás la inversión en los barrios y las pedanías que llevan años esperando soluciones a las problemáticas que les afectan. El virus de las políticas neoliberales lleva años dejando no solo temas sino a personas atrás. El Covid-19 tan solo ha venido a evidenciar estas brechas y desigualdades.

Las consecuencias del virus deberían servir para reforzar los servicios públicos que son los únicos que garantizan una atención de calidad, gratuita y universal y para seguir trabajando con más fuerza para transformar nuestro municipio y mejorar la vida de sus vecinas y vecinos.

Sin embargo, la dirección que se está tomando a nivel regional es la opuesta a la que demanda la ciudadanía -liberalización urbanística, flexibilización de los límites y trámites de contaminación ambiental, fomento de un turismo elitista mediante el estímulo de creación o ampliación de puertos deportivos,… Y mientras a nivel regional, tampoco vemos que se den pasos en la dirección correcta. Por lo que el panorama socio-político de los próximos meses estará salpicado de protestas y luchas sociales que exigiran un cambio en las políticas económicas y sociales y una mejora de las condiciones laborales de las trabajadoras y trabajadores ante los abusos, la precariedad y el desempleo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.