fbpx
sáb. Sep 21st, 2019
Carmen Calvo, Adriana Lastra y María Jesús Monteroa su llegada al Congreso de los Diputados. EFE/LUCA PIERGIOVANNI

Carmen Calvo, Adriana Lastra y María Jesús Monteroa su llegada al Congreso de los Diputados. EFE/LUCA PIERGIOVANNI

Fracasa la reunión entre PSOE y Podemos y dejan a España a las puertas de elecciones

Adriana Lastra (PSOE) lamenta que “no hay una vía para alcanzar un acuerdo” e insta a Podemos a reflexionar

Pablo Echenique acusa al PSOE de levantarse de la mesa de negociación si Podemos no renuncia a la coalición

La reunión que han mantenido este martes los equipos negociadores de PSOE Podemos para tratar de desbloquear la investidura de Pedro Sánchez ha fracasado y tan solo ha servido para constatar las líneas rojas inmóviles que mantienen ambas formaciones respecto a la conformación de un Gobierno en solitario, como ofrecen los socialistas, o en coalición, como exige el partido de Pablo Iglesias. Ambas formaciones se han reprochado mutuamente estar abocando al país a nuevas elecciones.

“No hay una via para alcanzar un acuerdo”, ha expuesto la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, tras concluir la reunión, que ha durado casi cuatro horas y se ha producido en el Congreso de los Diputados: “Hoy por hoy no vemos una salida a esta situación”.

El PSOE no se mueve en su planteamiento de formar un Gobierno de partido único”, ha expuesto por su parte a los medios el líder negociador y responsable de Acción Política de Podemos, Pablo Echenique. Ha añadido que el PSOE se niega a volver a la mesa de negociación si Podemos no deja de exigir una coalición.

La reunión ha durado casi cuatro horas y ha tenido lugar en el Congreso de los Diputados después de que el pasado jueves ambos comités negociadores quedaran en seguir hablando. Por parte del PSOE, han acudido al encuentro la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, Adriana Lastra y la ministra de Hacienda en funciones, María Jesús Montero. Por parte de Podemos, además de Echenique ha estado la portavoz parlamentaria Ione Belarra, el diputado de Izquierda Unida Enrique Santiago y la diputada de Galicia en Común Yolanda Díaz.

“Hoy por hoy no vemos una salida a esta situación, precisamente por la negación de Unidas Podemos a lo que nosotros proponemos”, ha expuesto Lastra, haciendo referencia a la oferta de un acuerdo programático, garantías de su cumplimiento y puestos de responsabilidad en la Administración en puestos como el CIS o la CNMV, siempre fuera del Consejo de Ministros.

Echenique acusa al PSOE de amenazar con “levantarse de la mesa” de negociación si su partido no acepta un Gobierno en solitario del PSOE. “Esto nos parece un error, nos parece que aboca definitivamente al país a elecciones anticipadas”, ha lamentado el dirigente de Podemos, quien ha criticado que esa pueda ser la intención de los socialistas.

Una acusación que ha desmentido inmediatamente después la propia Lastra durante su comparecencia. “Este partido nunca da una batalla por perdida. Con Unidas Podemos nos unen muchas cosas”, ha recalcado, por lo que ha pedido al partido morado que haga “una reflexión sobre lo que no se merece este país” y que digan “si van a permitir” o “impedir” un gobierno progresista.

La misma reflexión, precisamente, ha pedido hacer Echenique al PSOE, planteando posibles escenarios tras una repetición de elecciones: “Una mayoría de la derecha un un Gobierno de Casado con ministros de Cs y a lo mejor de Vox, y en el mejor de los casos una nueva mayoría progresista que nos llevaría exactamente al mismo punto que ahora”.

“Esperamos que el PSOE acepte retomar las conversaciones en el punto en que lo dejamos en julio, porque el acuerdo es cuestión de horas”, ha añadido.

Desconfianza mutua y reproches previos antes de la reunión

Poco antes de la reunión, la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo ha criticado en una entrevista en TeleCinco las declaraciones que hizo Iglesias la noche anterior, cuando aseguró que el presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y aceptaría un Gobierno de coalición. “No hay confianza entre nosotros”, ha reconocido.

A su juicio, el rechazo de Podemos a  la oferta “razonable” de una vicepresidencia social y tres ministerios para Podemos que hicieron los socialistas en julio y que la formación morada impidiera “por segunda vez la investidura de un presidente socialista” ha tenido “un coste y una lectura” en el PSOE: “No gestionaron bien la situación de julio y nuestro candidato se quedó en la frustración de una investidura que no salió adelante”.

Así, rechaza la posibilidad de incorporar a Podemos al Gobierno porque, afirma, su intención es que haya dos gobiernos, algo que rechaza de lleno. Reprocha a los dirigentes de esta formación de no ser “capaces” de entender que hay “intereses por encima” de los suyos y les pide “prudencia y razonabilidad” en lo que piden porque, con 42 escaños, no son “garantía” para que el Gobierno pueda salir adelante.

Preguntada por si cree que habrá elecciones el 10 de noviembre, ha defendido: “Por nosotros no va a quedar, porque somos quienes nos hemos movido (…) Vamos a agotar todo el tiempo posible para que haya un gobierno progresista en una fórmula intermedia que no sea sentarse en el Consejo de Ministros, pero sí para hacer políticas”.

La semana que viene será decisiva para que pueda haber investidura. Se prevé que el rey, tal y como anunció, haga una ronda de consultas con los líderes de los partidos a partir del lunes para proponer un candidato a una investidura que pueda prosperar, como tarde, el 23 de septiembre. De no ser así, ese día se convocarán inevitablemente elecciones.

El PSOE ha dicho en los últimos días, sin embargo, que no está dispuesto a aceptar el apoyo de Podemos sin alcanzar un acuerdo programático antes.

Iglesias cree que Sánchez quiere elecciones para pactar con “las derechas”

Por su parte, Iglesias ha ofrecido una entrevista este martes en Carne Cruda en la que ha que ha criticado que la “obsesión” de Pedro Sánchez por no compartir responsabilidades con su formación se pueda deber a su interés de ganar escaños y poder pactar con PP y Ciudadanos para su investidura. Ha recordado cuando los socialistas pactaron con Ciudadanos en 2016 para que Sánchez fuera investido presidente, algo que no ocurrió finalmente.

“Nuestra obligación es arrastrar al PSOE a posturas de izquierdas”, ha manifestado Iglesias, quien ha dicho defender la “dignidad” de sus votantes, que no les dijeron que “hacer política es elegir el mal menor”.

Tras asegurar que han intentado “machacar” a Podemos con las “cloacas del Estado”, ha añadido: “No vamos a aceptar chantajes”. Así, ha asegurado que en la negociación “no puede haber imposiciones y tanta arrogancia” por parte del PSOE.

No se nos puede faltar al respeto, tiene que haber cierta justicia”, ha añadido, recordando que Iglesias aceptó dar un paso al lado para que Sánchez aceptara un Gobierno de coalición. Por ello, se ha preguntado “no sé qué más quieren que hagamos”.

A su juicio, un Gobierno “a la portuguesa”, como pide el PSOE, en el que un único partido gobierne en solitario con apoyo externo en el Parlamento de otra formación, ha quedado demostrado como un “fracaso” tras la imposibilidad de sacar adelante el proyecto de Presupuestos Generales del Estado que pactaron ambas formaciones y por el que Sánchez convocó elecciones. Además, tanto Iglesias como Echenique han recordado que el Gobierno de coalición es lo que votaron sus inscritos.

Por ello, en su formación se muestran “dispuestos” a negociar un programa siempre y cuando la negociación retome la última propuesta de julio. Solo entonces sería “cuestión de horas” que PSOE y Podemos llegaran a un acuerdo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.