Publicidad

Tras la visualización del vídeo promocional de los refugios antiaéreos de la guerra de España del 36, nuestra Asociación se ve en la obligación de hacer una serie de denuncias que, por lógica democrática, esperamos tengan su consideración.


Ayuda al ElDigtalCT a seguir trabajando para llevarte la información cada día a tu móvil, tablet o pc. Colabora con nosotros con tu donación para apoyar una información independiente.



 

Por supuesto, estamos a favor de la teatralización de episodios y épocas históricas relacionadas con el pasado de Cartagena, como vía muy interesante para acercar la historia al público en general y, en este caso, a los niños y niñas de nuestra ciudad. Lamentablemente, en referencia al citado vídeo sobre los refugios de la Guerra de España del 36, no podemos estar más en desacuerdo.

En absoluto es de recibo en ese vídeo la banalización con la que se ha tratado ese pasado de nuestra Historia tan reciente,  tan concienzudamente silenciada (¿se han preguntado el por qué?), y , sobre todo, tan llena de falsedades tópicas y tan falta de información y verdad. Este vídeo, lejos de querer dar algo de luz a lo que fue real, sigue ahondando en la ignominia más absoluta. ¿Cómo se puede banalizar con acontecimiento que han costado cientos de miles de muertos? ¿cómo se puede tomar a broma el exilio de medio millón de españoles y españolas? ¿cómo es posible que actúen como si no les importara el que todavía haya más de 114.000 represaliados por el franquismo, reconocidos por la Audiencia Nacional,  en las cunetas a falta de identificar y dignificar? ¿cómo es posible? ¿no les importa?

Frivolizan con un hecho tan doloroso de nuestro pasado, como son los 120 bombardeos sufridos por la población cartagenera durante el conflicto, que provocaron decenas de víctimas y cuyo trágico recuerdo aún está presente en la memoria de nuestro mayores. Bombardeos, por cierto, cuya autoría (aviones fascistas italianos y de la Alemania nazi) no es mencionado en el vídeo.

Publicidad

Se sigue empleando la terminología franquista en el relato de los hechos: “nacional” para referirse al ejército sublevado, o “bandos” para referirse a los contendientes, equiparando así a los defensores de la legalidad democrática y los golpistas fascistas que se rebelaron contra ella. O el mismo concepto de “guerra civil”, cuando debería de hablarse de guerra de España porque fue una guerra donde participaron otros países, participada desde el principio por los nazis alemanes y los fascistas italianos (después, bastante iniciada, vendrían los soviéticos).  No estaría de más que centros que debieran pretender clarificar nuestra Historia más reciente y desconocida, empezaran a desterrar ya términos que lo único que han hecho, y siguen haciendo, es enturbiar y manchar de manera ruin la realidad de los hechos, e ir aplicando un lenguaje sano y sincero que se vaya ajustando a lo verdaderamente ocurrido.

También lleva a cabo afirmaciones erróneas, como la que califica a los autores de los carteles de propaganda de la guerra como “artistas de formación autodidacta”, cuando la mayoría de ellos ya venían desarrollando una carrera previa en el diseño editorial y de publicidad durante los años 30, tales como Pere Catalá, Josep Renaud, Mauricio Amster y Emeterio Melendreras

Siendo grave todo lo anterior, lo que es del todo intolerable es la pretendida desinformación del porqué se produjo la guerra de España. Lo simplifican como una “guerra entre hermanos que no se ponían de acuerdo”, cuando la realidad es que se trató de una guerra provocada por una sublevación militar contra un gobierno legítimo y democrático, apoyada por la Alemania nazi y la Italia fascista.  El decir que la guerra se produjo porque no se ponían de acuerdo, no tiene calificativo expresable. Es de una ignominia nada soportable. ¿Pero cómo se puede decir tal barbaridad? ¿no saben lo que ocurrió? ¿saben que el verdadero problema es que alcanzaron derechos los que nunca los tuvieron y para eso tendrían que perder privilegios los que siempre los gozaron? ¿saben que hubo un golpe de estado militar (que no alzamiento) contra un gobierno legítimo y democrático auspiciado por la monarquía, la oligarquía y la jerarquía eclesiástica? ¿saben que ese golpe se pudo dar gracias a la ayuda inestimable de Hitler y de Mussolini? ¿saben ustedes que el mayor interés y éxito de la República se centró en el desarrollo y la extensión de la educación y la cultura, para consolidar esos derechos inicialmente conseguidos, y que eso fue lo que realmente irritaba al franquismo? ¿qué saben ustedes? ¿qué no les interesa saber? ¿qué no les interesa decir?

Es interesante mencionar también otros aspectos sobre el Refugio-Museo de la Guerra española del 36, que llevamos criticando desde hace varios años, como la utilización de una imagen de los bombardeos de Madrid (que muestra a dos niñas en un refugio) como portada para anunciar la visita de un refugio de Cartagena, cuando existen numerosas imágenes de bombardeos de Cartagena en el Archivo Municipal. O la proyección de un vídeo sobre los bombardeos en Barcelona, cuando podrían proyectarse imágenes relacionadas con Cartagena, por ejemplo, las que aparecen en el documental realizado por Ángel Márquez y Luis Miguel Pérez Adán sobre el bombardeo “de las cuatro horas” del 25 de noviembre de 1936.

Por último, apelamos al Ayuntamiento de Cartagena, entidad que participa del consorcio de Puerto de Culturas,  que debe velar por el interés general del público cartagenero,  que le compete el cuidado de aquellos lugares públicos de significación histórica y que debe custodiar esos espacios para darles la dignidad que merecen, a que retire de las redes sociales y de todos los medios en los que pudiera exhibirse el vídeo mencionado. Y lo reclamamos por el respeto que merece la población cartagenera que tuvo que sufrir los avatares de la guerra de España del 36, por esa gente que supo y sabe lo que significa un bombardeo sobre sus cabezas, y, en general, por la memoria de todos los represaliados y represaliadas que lo fueron por defender la legalidad democrática.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.