Publicidad

La Guardia Civil de la Región de Murcia, en el marco de la operación ‘Biplus’, ha llevado a cabo una investigación que se ha saldado, hasta el momento, con la investigación de una pareja que regentaba sendas distribuidoras de complementos alimenticios en la Comunidad Valencia, como presuntos autores de delitos contra la salud pública, estafa y falsedad documental.

En los tres registros efectuados, dos en Murcia y uno en Alcantarilla (Murcia), la Guardia Civil se han incautado 140 cápsulas comercializadas como producto natural, cuya composición incluía una serie de fármacos de los empleados para el tratamiento de la disfunción eréctil.

La investigación se inició en marzo del pasado año, cuando efectivos del Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil realizaron varias inspecciones en distintos establecimientos dedicados a la venta de productos naturales y complementos alimenticios vigorizantes de Murcia.

Para ello, contaron con la colaboración de personal del Servicio de Ordenación y Atención Farmacéutica de la Consejería de Salud de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

En tres de los establecimientos inspeccionados, dos en Murcia y uno en Alcantarilla, dedicados a la venta de productos naturales a base de plantas medicinales, los guardias civiles hallaron una serie de envases que resultaron sospechosos al ofrecerse como alternativa natural a productos farmacéuticos destinados al tratamiento de la disfunción eréctil.

La Guardia Civil se incautó de 140 cápsulas que, después de su análisis por la Agencia Española del Medicamento y Productos Sanitarios,  resultaron contener ‘sildenafilo’ y ‘tadalafilo’, fármacos de los empleados para la fabricación de productos indicados para restaurar la función eréctil y la hipertensión arterial pulmonar.

Publicidad

La investigación continuó hasta localizar la empresa distribuidora, con sede en Algemesí (Valencia), donde se llevó a cabo la correspondiente inspección. El resultado fue positivo al constatar que, desde 2015, esta mercantil había distribuido en comercios del Levante español 35.000 envases de fármacos para tratar la disfunción eréctil, no autorizados, bajo la apariencia de complementos alimenticios, cuyo valor en el mercado se estima en más de un millón de euros.

Hasta el momento, durante el desarrollo de la operación ‘Biplus’, la Guardia Civil ha investigado a un hombre y una mujer, pareja sentimental, que regentaban tanto la distribuidora ubicada en el municipio valenciano de Algemesí, como una filial de esta primera, con sede en Crevillente (Alicante). A ambos se les ha instruido diligencias como presuntos autores de los delitos contra la salud pública, estafa y falsedad documental.

La investigación continúa abierta a instancia del Juzgado de Instrucción número 2 de Alzira (Valencia).

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.