Publicidad

La Guardia Civil de la Región de Murcia, enmarcada en el ‘Plan Comercio Seguro’ y en la prevención de venta ilícita de marcas patentadas, ha desarrollado la operación ‘Chaussures’, una investigación que se ha saldado con la investigación del propietario de un establecimiento de venta de productos de segunda mano de Bullas, como presunto autor de delito contra la propiedad industrial y con la incautación de cerca de 200 productos supuestamente falsificados, valorados en más de 5.000 euros.

En el marco de las labores de prevención y persecución del comercio fraudulento de productos falsificados, la Guardia Civil inició una investigación en el municipio de Bullas al conocer que un establecimiento comercial anunciaba, a través de redes sociales, la venta de prendas deportivas a precios inusualmente bajos, lo que había generado cierta preocupación en el comercio local.

Estos indicios hicieron sospechar a los agentes que podía tratarse de la venta fraudulenta de prendas falsificadas, por lo que se dispuso llevar a cabo la inspección del comercio.

El reconocimiento de las instalaciones se saldó con la localización de hasta 130 prendas deportivas, 21 pares de zapatillas de deporte y 34 perfumes, de reconocidas marcas, que presentaban emblemas o logotipos de dudosa autenticidad, así como desperfectos en las serigrafías y baja calidad en los materiales empleados.

La operación ‘Chaussures’ ha culminado con la incautación de cerca de 200 productos supuestamente falsificados, cuyo valor en el mercado supera los 5.000 euros, y con la instrucción de diligencias como investigado al propietario del establecimiento, como presunto autor de delito contra la propiedad industrial.

La persona investigada, los efectos incautados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Mula (Murcia).

Publicidad

Recomendaciones

Coincidiendo con  la proximidad de las fiestas navideñas, en que el número de compras suele aumentar, la Guardia Civil recomienda observar si el precio del producto a la venta está muy por debajo al habitual de mercado, si la calidad es menor de la esperada, a la vista de etiquetas, costuras o cremalleras defectuosas, en prendas de vestir, o en los emblemas de marcas registradas de productos tecnológicos, de perfumería o de cualquier otro, que no se corresponden con el original, todo lo cual nos debe hacer sospechar que se trata de mercancías que no cuentan con las homologaciones y garantías legales que hacen del producto una compra segura.

Publicidad

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.