fbpx
La Guardia Civil sorprende en El Gorguel a un submarinista furtivo con 22 kilos de pulpo en época de veda

La Guardia Civil sorprende en El Gorguel a un submarinista furtivo con 22 kilos de pulpo en época de veda

La Guardia Civil sorprende en El Gorguel a un submarinista furtivo con 22 kilos de pulpo en época de veda

La Guardia Civil ha denunciado a un submarinista que fue sorprendido con 22 kilos de pulpo capturado de forma ilícita en época de veda en aguas de El Gorguel, en Cartagena, informaron fuentes de la Benemérita en un comunicado.

En concreto, el hombre ha sido sancionado por cuatro infracciones a la normativa que regula el ejercicio de la pesca al carecer de la preceptiva licencia, pescar pulpo en una época en la que no esta permitido y superar las capturas permitidas, y practicar buceo sin tener boya.

Además, se le ha denunciado por incumplir la medida de confinamiento establecida en el estado de alarma.
Efectivos del Grupo de Especialistas en Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil en la Región establecieron varios dispositivos para detectar la práctica de pesca furtiva, en el marco del ‘Plan Anual de Control Integral de Actividades Pesqueras (P.A.C.I.A.P.).

En uno de los dispositivos desarrollados en las inmediaciones de El Gorguel, uno de los vehículos que se encontraba en el lugar y sus ocupantes generaron ciertas sospechas a los agentes, que decidieron establecer un seguimiento específico sobre su actividad.

Tras el correspondiente dispositivo de cerco, los GEAS identificaron a dos sospechosos e inspeccionaron el vehículo, lo que permitió hallar en el maletero del mismo un balde con gran cantidad de pulpo que había sido capturado instantes antes.

También localizaron abundante material utilizado para la práctica de buceo, como un traje de buceo, un cinturón con plomos, una máscara de buceo con tubo respirador, una linterna sumergible, un pincho de acero inoxidable, guantes y escarpines.

La inspección permitió hallar en la zona del motor del turismo, perfectamente acoplado entre el capó y el propulsor, el fusil de pesca submarina supuestamente empleado para la captura ilegal del pulpo.

Así, la Guardia Civil se incautó de todos los ejemplares capturados, que arrojaron un peso total de 22 kilogramos, y todos los efectos relacionados con la práctica furtiva de la pesca.

En el caso del pulpo, una vez declarada su aptitud para el consumo, la Benemérita lo ha donado al centro benéfico Hospitalidad de Santa Teresa, de San Antón-Cartagena.

Fuente: EP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.