Juan Eladio Palmis
Juan Eladio Palmis.

Porque tú, si te sientes, que no es nada fácil, liberado de las tremendas hipotecas que desde la más tierna infancia te comienzan a inyectar en miedos los de la secta vaticana (la que nos ha tocado como en lotería por aquí) en beneficio de sus arcas sobre el pecado y la muerte, y te das cuenta que con el tío Saín o el Sacamantecas, ya tenían tus padres, especialmente las zapatillas de las madres, bastantes correctores de travesuras, porque lo del Coco, sonaba a Caribe, sol y palmeras; pues quería decir que si tú emites una teoría herética respecto a dios, el clero suele guardar un silencio habitual de juzgado de guardia, con fiscalía incluida, si ocurre en la cortijá murciana.

Ahora bien si tú le nombras al clero católico algún asunto de euros; entonces como si fueran saltamontes que estaban soleando en una mata y ha sido agitada por un bastón, lanzan en tropel a su abundante beaterio y lista de espera de enchufe, y todos a una, no tratan de rebatirte nada, sino de ver el modo, si pueden, que siempre tal y como está montado el cotarro, pueden, joderte.

Desde el excelentísimo ayuntamiento de Cartagena, una voz autorizada, digna de todo crédito, la del político más votado en toda Cartagena y sus aledaños, el líder del Partido Movimiento Ciudadano, José López, ha manifestado que el ayuntamiento tiene en la talega escondidos más de cien millones de euros; Y claro, uno piensa que si se pueden esconder cien millones en la talega, no hay razón alguna que impida que en toda la legislatura se puedan apartar muchos millones más que solo son vistos y contados por el amasijo de la Trinca.

Y es curioso; que de ahí la paridad de la hacienda municipal cartagenera con el clero, que guarda un silencio nunca de prudencia sino de manifiesta superioridad ante lo que ellos consideran, a su superior criterio, como el volar de lo que solamente son moscas a su alrededor, y no contestaran desde el ayuntamiento a problemas gravísimos que han denunciado desde Movimiento Ciudadano y Podemos, pero sí saltan como gato tras gorrión, porque les nombran asuntos de euros que si están apartados, pueden, muy bien, estar escondidos.

Los euros, en ocasiones lo hemos escrito, suelen ser como los granos en el culo, que no se pueden disimular al caminar. Y, cualquier ciudadano de Cartagena, visto simplemente el diario proceder del estado mayor municipal, piense que no es que se puedan apartar cien milloncejos de euros, sino que ante la total oscuridad al respecto de rendidura de cuentas, si les da la gana a la Trinca, y hay un dicho popular que dice que de todo se cansa uno menos de juntar dinero, como gozan de la impunidad que les otorga a los políticos el Sacro Imperio Cortijero Murciano, solamente por los “andares” podremos hacer un cálculo y suposición de lo “apartado”.

Porque lo que sí está muy claro, que lo mismo que cuando uno llegaba tarde y a la pregunta de la madre que de donde venías respondía que de por ahí; a la tercera vez podías muy bien toparte con un zapatillazo hasta que decías el lugar y sitio exacto de tu ausencia. Algo así; es decir: cuentas en ristre: números claros y diáfanos es lo que tiene que exhibir la Trinca, en los que refleje que no existe ningún “apartado” municipal de euros a nivel de escondite; porque, si todo se queda a nivel de palabras, para muchos cartageneros tiene mucho más crédito, de ahí el mayor número de votos recibido, lo que puedan decir desde Movimiento Ciudadano, que lo que puedan manifestar desde una Trinca municipal, que ya parten de salida con la apariencia clara que están en política por el dinero.

Y porque a lo mejor, cien milloncejos, son pura calderilla.

Eladio Palmis
Colaborador
Página de FacebookPerfil de Twitter

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.