Noel Cánovas, Secretario General de las Juventudes Socialistas
Noel Cánovas, Secretario General de las Juventudes Socialistas
Publicidad
Amazon Black Friday
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Carpe Diem

Esta semana, hemos asistido a una de esas situaciones donde queda retratada la calidad humana de las personas. Esas circunstancias que permiten dejar de relieve el nivel moral de las personas y los fundamentos éticos que las mueven.

Hemos podido comprobar como un acto natural, coloquial, incluso nada destacable, como dar un beso a tu pareja, se convierte en noticia por la actitud deleznable de unos pocos.

A estas alturas del artículo supongo que ya sabrán que me refiero al ataque homófobo que ha sufrido una pareja de jóvenes en Cartagena. Y pese a que ya se ha escrito mucho y dicho más aún, yo quiero hoy exponer mi punto de vista.

Lo primero de todo, he de decir que como socialista convencido, este tipo de sucesos me causan una total repugnancia. Es lamentable que en pleno siglo XXI aún sucedan casos como este.

En cuanto me enteré de lo sucedido me comuniqué con Diego y su pareja, (los agraviados por este desafortunado incidente) para trasladarle todo mi apoyo, y el las Juventudes Socialistas de Cartagena. Contacté con ellos y nos citamos en la sede del PSOE de Cartagena, para poder saber de primera mano lo sucedido, y ellos, sin reparo alguno, acudieron a la cita.

Tras una hora aproximada de encuentro, me queda aún más claro (en realidad no tenía ninguna duda, más bien me reafirma en lo que ya pensaba) que lo que han tenido que sufrir Diego y su pareja es muy triste y debe de servir para dar un toque de atención a la sociedad.

Todos los relatos se han centrado en el dueño del bar, que se les acercó para echarlos del local porque “los clientes se habían quejado y estaban molestándolos”. Está claro que la actitud de ese señor es de un nivel moral muy bajo, totalmente condenable y muestra el tipo de persona que aparenta ser.

Pero, ¿qué hay del cliente o clientes que se quejaron? Porque al final fueron ellos los que prendieron la mecha de la bomba homófoba. Fueron quienes, con su queja, desataron la difícil situación que tuvieron que pasar estos jóvenes, sufriendo la no asistencia de la policía, “no tenemos coches” le dijeron a Diego, después que el dueño se negara a entregar la hoja de reclamaciones, que finalmente no tuvo más remedio que darles puesto que es la obligación legal del propietario, todo rodeado de un clima de tensión y nerviosismo.

Por suerte en Cartagena la gran mayoría de personas son más tolerantes y creen en la igualdad, a diferencia de los que se encontraban en aquel bar el otro día. Afortunadamente, la sociedad cartagenera, en amplia mayoría, no entiende el simple gesto de besar a tu pareja como un ataque o un hecho reprobable que deba ser castigado.

Pero por este mismo motivo, los cartageneros y cartageneras deberían condenar a esos clientes a los que molestó que Diego y su pareja se besaran, provocando esta agresión homófoba.

Todos saben el nombre del bar y su ubicación, yo he evitado nombrarlo para no dar más publicidad a este lugar. Tengo claro que ni yo ni mis conocidos volverán a pisarlo, y por supuesto, que contaré a mi círculo más cercano estos lamentables hechos y que cada cual haga lo que crea pertinente.

No me quiero olvidar de la justicia, la que al final debe corregir estos desequilibrios. Hace más de 3 años se aprobó en la Asamblea Regional la Ley 8/2016 de igualdad social de lesbianas, gais, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales, y de políticas públicas contra la discriminación por orientación sexual e identidad de género y el Ejecutivo regional sigue sin aplicarla en su totalidad. Es hora de que ‘se pongan las pilas’ y la pongan en marcha. Ya van tarde.

Esta semana quedará marcada en el recuerdo de Diego y su pareja, pero por suerte, los miles de mensajes de apoyo recibidos por personas anónimas al conocer lo sucedido, hará que todo sea más llevadero. La homofobia no tiene cabida en Cartagena, y esto se ha demostrado estos días. El suceso del que les hablo será un punto de inflexión ante este tipo de ataques, por los que les animo a denunciar y que sepan que siempre contaran con el apoyo de las Juventudes Socialistas.

Publicidad

No te pierdas el Black Friday de Amazon

Amazon Black Friday

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.