Publicidad

El presidente de la CARM ha visitado esta mañana el instituto de Formación Profesional Carlos III de Cartagena para dar un impulso a la FP, resaltando la importancia de esta enseñanza como base del empleo juvenil.

Durante la visita, María Martínez Conesa,  madre de una alumna del centro, ha entregado una carta al presidente en la que mostraba su disconformidad  con el acto, preguntándose “¿por qué no se emplea también el Pin Parental para esto?. Puede que algunos padres y madres no estemos de acuerdo con que nuestros hijos pierdan tiempo en estas visitas, y en cambio no se nos pide opinión. Si hay Pin parental, debería ser para todo, afirmaba”.

“A mi hija, el IMAS la dejó el pasado año sin el reconocimiento de su discapacidad del 34 %, confirmada por numerosos neurocirujanos durante 18 años como secuela de una meningitis. El quitarle esa discapacidad supone un mayor esfuerzo para ella, le cierra el 50% de sus opciones de futuro, ya sean de educación o laborales. Y bastante carencia de personal y de material ya hay, como para que ahora vengan a hacerle perder clases con sus visitas. Por eso me gustaría decir que NO autorizo a mi hija a que pierda ni un solo minuto lectivo por su visita”, concluye en su carta María.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.