Publicidad

Pese a las peticiones realizadas ante Ana Belén Castejón, Vicealcaldesa y Concejala de Urbanismo, de actuar para paralizar la destrucción de la pinada de Cuatro Picos, ayer las máquinas de la constructora Holprocuma han empezado el movimiento de tierras en la zona.

Las vecinas y vecinos del Barrio de la Concepción y otras zonas de Cartagena seguían hoy concentrados en la zona cuando la noticia de que se iniciaban las obras ha ido difundiéndose, sin que haya servido para que se paralicen los trabajos. La Policía Local, avisada por los vecinos, junto a la policía nacional y la policía medioambiental, tampoco han podido detener el trabajo al tener la documentación aprobada y en regla.

“Después de que la empresa constructora rechazara la permuta ofrecida por el Ayuntamiento, ya no se han realizado más acciones para la paralización de la obra, dejando en desamparo a la ciudadanía. Este rechazo había sido puesto en bandeja por el Ayuntamiento después de anunciar que dejaba la última palabra a la promotora. Las “medidas compensatorias” propuestas por la Concejala no van en ese sentido, sino que lo único que hacen es crear más valor añadido para la promoción que se pide detener”, aseguran los vecinos.

Ante esta situación aseguran que se decidirán las nuevas medidas a adoptar, incluyendo acciones judiciales contra la empresa, las instituciones y las personas físicas que han participado en el proceso y cuya inacción ha llevado a este resultado.

 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.