DestacadasLos médicos de Atención Primaria de Madrid irán a la huelga indefinida...

Los médicos de Atención Primaria de Madrid irán a la huelga indefinida en los centros de salud a partir del 21 de noviembre

Los médicos de Familia y pediatras de la Atención Primaria de Madrid irán a la huelga indefinida el próximo 21 de noviembre de 2022, convocados por AMYTS, sindicato mayoritario entre los médicos madrileños.

La situación de las Urgencias Extrahospitalarias con el caos vivido en la ‘apertura’ de los Puntos de Atención Continuada (PAC) se suma a la gravísima sobrecarga que están sufriendo los centros de salud. En este sentido, desde AMYTS convocamos esta huelga para solucionar de una vez por todas la insostenible situación de la Atención Primaria y frenar el terrible éxodo de médicos.

Desde el sindicato de médicos de Madrid reclamamos a la Consejería de Sanidad que se siente a negociar un verdadero plan de choque para abordar la problemática en los centros de salud. Los madrileños merecen tener una Atención Primaria de calidad y no esperas de más de una semana para poder ver a su médico de Familia o pediatra.

A esto hay que añadir el momento que vive la Gerencia de Atención Primaria con importantes dimisiones y cambios, que está dejando a la Atención Primaria aún más descabezada, sin rumbo y prologando la falta de soluciones para sus profesionales. Incluso los propios responsables de Atención Primaria están dimitiendo ante la deriva en este nivel asistencial.

Mientras, las autoridades repiten una y otra vez que el problema en los centros de salud se debe a una cuestión de recursos humanos al no haber facultativos. Esto es incierto: en Madrid se ha tenido, en los dos últimos años, la oportunidad de fidelizar a 443 nuevos médicos de Familia que terminaron su residencia, pero apenas 37 eligieron los contratos ‘estables’ que les ofrecía la Consejería de Sanidad; en el caso de los pediatras, de 155 que terminaron en 2021 y 2022, tan solo seis eligieron estos contratos de la Administración.

La Atención Primaria en Madrid está amenazada ante un inmovilismo de la Comunidad de Madrid que está empujando a los facultativos a otras comunidades autónomas, países o niveles asistenciales ante las pésimas condicioneslaborales. Actualmente, esto está llevando a que aproximadamente el 20% de las consultas médicas estén sin cubrir (más los miles de madrileños sin médico asignado), conllevando una sobrecarga extra a los pocos profesionales que resisten y que puede provocar una mayor huida.

Desde la Consejería de Sanidad los únicos movimientos que se han realizado ha sido cambiar piezas por las múltiples dimisiones y ceses entre los más de 600 directivos que tiene la Gerencia de Atención Primaria. Lo único que les queda son anuncios grandilocuentes de “planes de mejora de la Atención Primaria”, pero que no llegan a los centros de salud, ni mucho lejos son parte de la solución.

Lo que sí está llegando a los centros de salud es una cascada de pacientes que no están pudiendo ser atendidos correctamente ante la falta de tiempo en las consultas. Asimismo, por desgracia, ya se ha normalizado que un médico de Atención Primaria vea más de 50 o 60 pacientes en su jornada laboral.

Asimismo, no podemos parar de dirigir las miradas también al Gobierno central donde la historia se repite: los anuncios de planes para la Atención Primaria copan portadas y grandes titulares, pero luego la realidad de las consultas médicas es bien distinta.

Desde AMYTS impulsamos esta huelga indefinida porque consideramos que se han perdido los principios básicos de la especialidad de Medicina de Familia y Comunitaria, así como de Pediatría. Así, valores como la longitudinalidad, continuidad asistencial, prevención, promoción de la salud y accesibilidad -entendida no como inmediatez sino como cercanía al paciente- están en extinción en Madrid.

Además, en las últimas semanas hemos vivido cómo la Comunidad de Madrid ha desmembrado un servicio esencial como era la atención urgente rural que se hacía en los SAR (Servicios de Atención Rural). La urgencia extrahospitalaria ya está en huelga indefinida para frenar el caos del modelo implantado por la Consejería y que es tan nocivo para pacientes y profesionales.

Y en AMYTS hemos recibido un sinfín de mensajes desde los centros de salud para acudir a la huelga también en Atención Primaria por solidaridad con los compañeros SAR y por el temor a ser los siguientes objetivos (sin ir más lejos, los sábados y festivos en estos PAC quedan a merced de voluntarios de Atención Primaria).

Desde el sindicato de médicos hemos realizado en los últimos días una encuesta a todoslos médicos de Atención Primaria para valorar la posibilidad de ir a paros indefinidos en apoyo a los SAR y para reclamar las numerosas reivindicaciones de los centros de salud pendientes. Y la respuesta a favor de la convocatoria fue aplastante. Es una huelga que reclaman los propios profesionales ante la situación de precariedad, sobrecarga y auxilio que viven.

Por todo ello, en AMYTS llamamos a la huelga a un total de 4.240 médicos de Familia y 720 pediatras para el próximo 21 de noviembre en Madrid para salvar definitivamente la Atención Primaria. Es ahora o nunca: queremos volver a ilusionarnos con la Atención Primaria.

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.