Parcela de cultivo labrada en dirección al Mar Menor, una práctica prohibida por el decreto ley de medidas urgentes.
Parcela de cultivo labrada en dirección al Mar Menor
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos
Carpe Diem

¿Qué esta pasando en el campo de la región de Murcia?, ¿Por qué no se hace nada?, ¿Quién manda?, “A mandar que para eso estamos” frase mítica de la película de Mario Camus, “Los Santos Inocentes”, adaptación de la novela de Miguel Delibes y protagonizada por Alfredo Landa y por un aguileño internacional, Paco Rabal.

Salvando las distancias, cuando pienso en el campo murciano siempre me viene esta película y la frase, “A mandar que para eso estamos”, y a continuación me acuerdo de Hassan, Mohamed, Mauricio, Gladys, Marta, Oscar, Wilson, Manolo, Loli, Eleazar y un largo etcétera hasta 40.000 nombres y apellidos de trabajadores y trabajadoras del campo murciano que cada día se ganan su jornal con el sudor de su frente en definitiva son “inocentes”.

En 2019 la región de Murcia aumentó 43,3 % el volumen de exportaciones hortofrutícolas, en diez años ha pasado del 1,7 a los 2,5 millones de toneladas. Se ha superado por primera vez los 2.500 millones de euros de frutas y hortalizas exportadas (Según datos publicados en la web de PROEXPORT).

El sector agrario en la región de Murcia es un sector muy rentable y produce mucha riqueza, sólo hay que darse un paseo por las explotaciones agrarias siempre están a pleno rendimiento, mañana, tarde y noche.

El Gobierno Regional alardea en todas las ferias y cuando tiene ocasión de las bondades del campo murciano, de sus lechugas, del brócoli, de los pimientos, de los tomates, de las coliflores y un sinfín de productos que hacen las delicias de todos los ciudadanos de esta región, de este país y de Europa entera.

En la región de Murcia existen dos convenios colectivos que regulan las condiciones mínimas de trabajo para los trabajadores del sector del campo y que las empresas deben cumplir obligatoriamente por que se han comprometido a ello y lo han firmado a través de sus representantes, es decir, las patronales del sector.

El convenio agrícola, forestal y pecuario de la Región de Murcia afecta aproximadamente a 25.000 trabajadores representado por la parte empresarial por COAG y ASAJA.

El convenio de cosecheras de tomate y lechuga afecta a 15.000 trabajadores representado por la parte empresarial por PROEXPORT.

¿Qué está pasando en el campo de la región de Murcia?, un sector con beneficios, con grandes números de exportaciones, un sector clave y estratégico en el Estado de Alarma de este país en la pandemia del COVID 19 y de esta región. Sus patronales tienen bloqueada la negociación de estos convenios colectivos. Convenios que son muy importantes porque en ellos se regulan los salarios de los trabajadores y trabajadoras del campo, las vacaciones, las jornadas, etc.

Según CC.OO. estás asociaciones patronales, se niegan a subidas salariales para 2020, 2021 y 2022, plantea la subida de la jornada, los empresarios del campo quieren que se trabaje de lunes a domingo cuando ahora se trabaja de lunes a sábado, también plantean reducir el valor de la hora extra de festivo, bajar el plus de nocturnidad y endurecer el régimen disciplinario, además de todo esto, para el convenio agrícola, forestal y pecuario han planteado eliminar la paga de San Isidro, “unos Santos”, en definitiva, trabajar más  por menos dinero.

Además, se niegan a cumplir con la Ley, me refiero a la aplicación en tablas salariales del Salario Mínimo Interprofesional de 2020, que es de 14.000 € anuales en 14 pagas, esto supone 1.000 € brutos al mes. Si se niegan a aplicar esta Ley del Gobierno de España que es de obligado cumplimiento, es porque los trabajadores y trabajadoras del sector agrario en la región de Murcia ganan menos de 1.000 € brutos al mes.

¿Por qué no se hace nada?, ¿dónde está el Gobierno Regional instando a estas patronales a que cumplan con la Ley y con los derechos de los trabajadores y trabajadoras del sector que tanto defiende y alardea por las ferias?

Muy recientemente el Ministerio de Trabajo anunció el refuerzo de las inspecciones en los meses de mayo y junio en todo el país con el objeto de detectar posibles situaciones de esclavitud y maltrato de trabajadores en el sector del campo. Esta medida fue muy criticada y escandalizó a los “Santos”, por el Gobierno Regional en voz de su consejero de Agricultura, Antonio Luengo y por las patronales a COAG, ASAJA y PROEXPORT que llegaron a pedir la dimisión de la ministra. Es decir, una ministra que pone a la Inspección a trabajar y desde la región de Murcia piden la dimisión de la ministra, ¿En qué Región vivo?, ¿Qué miedo hay a ser inspeccionados?, ¿Qué hay que esconder?

Antes no lo entendía, ahora sí, recientemente por desgracia ha fallecido Eleazar Blandón un trabajador nicaragüense de 42 años, abandonado en la puerta de un centro de salud, sin dar de alta en la Seguridad Social.

También entiendo porque quieren endurecen el régimen disciplinario en los convenios colectivos tras conocer la sanción con despido disciplinario de una trabajadora ecuatoriana que tras 10 horas de trabajo continuado en una finca aprovechó que se rompió la máquina con la que ella trabajaba y mientras la reparaban paró para comer y fue sancionada con despido disciplinario.

Las organizaciones sindicales CC.OO. y UGT, ONG´s y asociaciones de inmigrantes están denunciando constantemente las condiciones de trabajo de los trabajadores y trabajadoras del campo en la región de Murcia y los hechos hablan por sí solos. ¿Qué está pasando?, o mejor dicho, ¿Qué tiene que pasar más para que los ciudadanos nos concienciemos y nos solidaricemos con los trabajadores y trabajadoras del campo?, gracias a ellos, tenemos nuestros frigoríficos llenos de frutas y hortalizas, gracias a ellos no ha habido desabastecimiento en los supermercados en el confinamiento. Ellos, Hassan, Mohamed, Mauricio, Gladys, Marta, Oscar, Wilson, Manolo, Loli, Eleazar y muchos más nos han alimentado. Creo que la sociedad murciana les debe mucho y que mejor pago que mejoren sus condiciones de trabajo. Para ello hace falta valentía política, unidad y el deseo de que las cosas cambien. Estoy convencido de que van a cambiar porque peor no se puede estar, mi reconocimiento a CC.OO. Industria por el gran trabajo que esta haciendo en este sector y por la valentía que ha mostrado enfrentándose a quién manda.

Deseo y espero que los que nos gobiernan en esta región nunca utilicen la frase de la película, Los Santos Inocentes, “… A mandar que para eso estamos”.

Pedro Bernal
Secretario de Formación del PSOE CT

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.