Publicidad

La Asamblea Regional vuelve a quedarse sin declaración institucional para condenar las violencias machistas. Desde que en 2019 la extrema derecha irrumpió en la cámara autonómica, la unanimidad que anteriormente siempre habían mostrado los grupos parlamentarios para conmemorar el 25N, Día Internacional para la Erradicación de la Violencia contra la Mujer, ha saltado por los aires. La portavoz de Podemos en la Asamblea, María Marín, ha denunciado que, con el silencio atronador del Partido Popular ante el negacionismo de la violencia contra las mujeres que practican sus socios de gobierno, López Miras está “normalizando y pasando por alto lo que no es normal y jamás puede dejarse pasar”. Marín ha recordado que hasta 2018, el pleno previo a la celebración del 25N “siempre comenzó con una declaración institucional de todos los partidos contra este grave problema que va en aumento, pero que avergüenza a la mayor parte de nuestra sociedad”.

La Región de Murcia es la comunidad con mayor tasa de violencia de género en este año 2021, con 2.770 denuncias hasta junio. Además, la violencia sexual contra las mujeres ha aumentado un 28% durante este último año. A pesar de que las cifras y los datos no dejan lugar a dudas, el pleno autonómico no ha comenzado con una condena rotunda de esa violencia, lo que deja en evidencia que la Asamblea Regional “ha cruzado todas las líneas rojas de y ha perdido cualquier noción de la justicia y cualquier resto de dignidad”. La diputada ha asegurado que no ha sido posible condenar esa violencia “por la irrupción de la ultraderecha y, sobre todo, por la alfombra roja que les han puesto los que gobiernan con su apoyo”.

Para la portavoz de Podemos, ese apoyo es el que explicaría “que no se haya tomado ninguna medida para reforzar los derechos laborales de las mujeres víctimas de violencia de género”. Ahondando en esta cuestión, Marín ha acusado a la consejera de Igualdad, la vicepresidenta Isabel Franco, de tener “guardados en un cajón” siete millones que el Ministerio de Igualdad ha destinado a la Región de Murcia “para que se reconozca el trabajo de tantas mujeres cuidadoras y se fomente su inserción laboral” y ha recordado que desde hace más de un año “no se convoca el Consejo Regional Contra la Violencia sobre la Mujer”. A toda esta “falta de iniciativa y voluntad política” hay que sumar hechos como “la ofensiva contra el lenguaje que incluye a las mujeres, a pesar de que sus propios planes de igualdad digan lo contrario”, la expulsión de la sanidad pública “a las mujeres que interrumpen su embarazo” o el retraso en la Asamblea Regional de la tramitación de una ley de endometriosis, “una enfermedad que afecta a una de cada diez mujeres”. Todo ello indica que estamos ante un Gobierno regional que “ignora que a las mujeres”, porque para López Miras “el sillón que le ha prestado la ultraderecha es más importante que mejorar las vidas de la mitad de nuestra población”.

Marín ha señalado que, aunque el ejecutivo autonómico y los grupos que lo apoyan “ignoren a las mujeres, ni humillan ni van a conseguir humillar a quienes luchan por la igualdad”. La portavoz de Podemos ha finalizado su intervención asegurando que “la uña del dedo meñique de cualquier niña de esta Región tiene más dignidad que todos los cargos que López Miras pueda acumular” y ha advertido que, aunque en la Asamblea Regional se haya secuestrado la voz de las mujeres “mañana las calles serán moradas y feministas, y mal que les pese nos van a oír”.

 

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.