mar. Nov 12th, 2019
PODEMOS pide que las decisiones estructurales sobre movilidad sean incluidas en el nuevo plan general

PODEMOS pide que las decisiones estructurales sobre movilidad sean incluidas en el nuevo plan general

PODEMOS pide que las decisiones estructurales sobre movilidad sean incluidas en el nuevo plan general

La formación morada insiste en que deben ser los ciudadanos y ciudadanas los que opinen sobre qué actuaciones son más convenientes para adaptar la ciudad y avanzar en movilidad y sostenibilidad de aquí a las próximas décadas.

Con motivo del creciente número de denuncias ciudadanas en materia de tráfico y movilidad que está recibiendo el grupo municipal, CTSSP-PODEMOS ha criticado que ningún gobierno municipal se haya tomado en serio la movilidad sostenible en nuestro municipio, y que todo vaya a golpe de improvisación o decisiones arbitrarias de un Gobierno en minoría, cuando debieran estar claros de antemano los criterios estratégicos y estructurales para la Cartagena del futuro.

A juicio de la formación morada, nunca se ha puesto en marcha ningún plan de movilidad, que reduzca y pacifique el tráfico de vehículos, que eduque a la ciudadanía a usar el transporte de forma responsable con el medio ambiente, pero es que tampoco han culminado el cinturón de “carril bici” que comprendía 6,7 Km alrededor de la ciudad, proyecto que se aprobó en el año 2002, con el gobierno del PP, y que 16 años después todavía no se ha completado.

Desde Podemos se viene insistiendo desde hace meses en que el gobierno municipal debe realizar las acciones comprometidas en materia de tráfico, movilidad y seguridad vial de manera que Cartagena se encamine a ser un municipio amigable con el peatón, cumpliendo de este modo con su obligación y poniendo en marcha las iniciativas aprobadas en el Pleno, como las que se enumeran a continuación:

Diseño y ejecución de un Plan Integral de Movilidad Sostenible.
Peatonalización de calles y medidas para garantizar la accesibilidad universal.
Creación de la Oficina del Peatón y la Bicicleta.
Revisión de los pasos de peatones y señales de tráfico en zonas peligrosas.
Actualización de los reductores de velocidad y otras medidas preventivas.
Establecimiento de una zona 30.
Aumento de los aparcamientos disuasorios.
Incremento de los controles policiales.
Adecuación de los carriles bici y de las vías verdes de municipio.

A tal fin, y para terminar con la improvisación, desde PODEMOS han insistido en que el avance del Plan General debe recoger esas líneas estratégicas, pues se trata de un aspecto fundamental del urbanismo, y que como tal debe plantearse en el proceso participativo que se encuentra en marcha. Para la formación morada el Plan de movilidad debe partir de estudiar primero las necesidades y las diferentes zonas conflictivas así como sus posibles soluciones. Es la mejor forma de conocer de primera mano la falta o las dificultades por las que atraviesan los barrios, los pueblos y el centro en materia de tráfico, aceras, bici sendas, déficit de señalizaciones o aparcamientos disuasorios.

Audio: Pilar Marcos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.