Ramón Galindo
Ramón Galindo
Publicidad

Y con esto poco a poco, los del gobierno ya se van quitando la careta. No era un secreto que Ábalos era un mal educado, que como su jefe, un día dice una cosa y otro otra. Pero es que se está superando, ahora dice una cosa y a la hora siguiente otra.

Pero esta insolencia no es nueva, es herencia bolivariana pura y dura ya no disimulada.

La mayoría de venezolanos que huyeron a España, ahora se echan las manos a la cabeza pensando: ¡Pero a donde nos hemos venido! “Nos salimos de Judas y nos metemos en Pilatos”.

Y volvemos a insistir, en que todos estos desbarajustes son consecuencia de un sistema democrático defectuoso, que con “palos y cañas” hemos ido construyendo sin verdaderamente “agarrar el toro por los cuernos” sino que habiendo sido los últimos europeos en alcanzar la democracia, quisimos ser “más papistas que el Papa” y permitiendo que la esencia de la representación de la mayoría del pueblo, constatado en el poder legislativo, cayera en manos de, no sólo los que no creen en él, sino que también desean su destrucción.

Nos hemos tragado sus ridículas tomas de posesión (excepto la de los de la casta podemita) que cuando se han visto en Zarzuela sólo les ha faltado pedir la Biblia -no me extrañaría que en futuro lo hagan-.

Mientras tanto Sanchez, rodeado de esa casta de ineptos, como la Calvo, que cada vez que habla sube “el pan” y “la pana”. Como le decía el mozo a la moza: ¡Me gusta mucho verte los domingos y “las domingas”! Continúa agarrado por sus partes blandas, de las zarpas separatistas y en cuanto se salga del renglón, los del lazo amarillo se las retorcerán. De modo que cambiará el código penal, el de la circulación y hasta el código postal si hiciera falta.

Publicidad

El problema es, que el desaguisado que están formando es tan gordo, que ya veremos si va a tener fácil solución.

Muy pronto, ya mismo, la economía cuyo ministerio está en manos de un comunista, comenzará a dar sus resultados, que no pueden ser otros que los que han dado en los espejos en los que se miran; al mismo tiempo, el recorte de las libertades (para los que curran) se pondrá más de manifiesto a la vez que las de criminales y asesinos irán en aumento y camparán a sus anchas (esto ya lo estamos viendo).

Y sin querer extenderme en desgracias, hoy desde la batería de Cenizas, como cada domingo, a vuestra salud y en perjuicio de la mía, tecleo estas letras con la única intención de desahogarme un poco y poner una excusa para enviar un fuerte abrazo a mis amigos y familiares.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.