Home Opinión

«Pagar peaje a los curas para que lleven las derechas al cielo», opinión de Eladio Palmís

Juan Eladio Palmis
Juan Eladio Palmis

 

No deja de tener su gracia macabra que todo el rojerío español tengamos que pagar un peaje de mantenimiento del clero católico vaticano afincado en España, cuyo trabajo es un monopolio de conducir difuntos al cielo o darles el retiro de santidades en vida; pero, en tal trabajo no entran nada más que gentes encuadrados en la derecha o la derechona española. 

Por tanto, como se está comprobando el tremendo poder y la gran abundancia de gente que hay, más abundante que nunca, que no quieren que nada cambie; como son ya más que suficientes, deberían de pagar ellos solitos la convidada celeste de mantener sus confesores privados y los plurales coros gregorianos. 

Porque dentro del gran circo de gracia continuada que se ha convertido España, y muy especialmente la Cortijá Murciana, donde en breve tendremos que irnos a bañarnos al mar Cantábrico, porque en el Mediterráneo y en el Mar Menor Muerto, no hay cojones que lo hagan ni las “crancas pelúas”, está resultando insultante, pero nadie nos damos cuenta, que, encima, la mamonada política se cachondea de todos nosotros haciendo alarde, impune, sin castigo por justicia alguna, de los bien que están conservando nuestras aguas ribereñas y los suelos donde pisamos. 

Y al margen de que pagando la convidá del mantenimiento del clero católico vaticano afincado en España por parte de la abundante derecha y la derechona, otro ahorro de dinero, sin necesidad de tener o disponer de derechos forales ni florales ni históricos (que nosotros no los tenemos), sería cerrar y acabar con todos los gallineros en la cortijá, y arrancar, también, todos los limoneros; Y una vez que no tengamos robagallinas ni robalimones, no necesitamos en Cartagena, Cartagueto coloquialmente escribiendo, ningún palacio de justicia ni gente que la imparta, supuesto que aquí el eliminar por muchos años la mayor fuente única de recursos turísticos como era la singularidad del Mar Menor asesinado, no es que no ha sido penalizado, sino todo lo contrario, el voto cautivo y los interese económicos ingleses y alemanes, ha hecho millonarios a unos cuantos premiándolos. 

Está claro que España, y Cartagena es una gran representación de la fachada, hace ya algunos años que sigue teniendo el voto de obediencia franquista al papado, y el nuevo a Europa, y no le queda más que un poso en el tarro para jodernos con pequeñas grandes jodiendas de los cotidiano; Pero, en asuntos de soberanía nacional, si Europa dice que hay que pagar peaje en la autovías o por caminar por la calle, cosa que no representa novedad alguna, se paga y no pasa naica, porque para eso nos han dejado el mismo pasaporte que teníamos y la bandera para las emociones patrias. 

Y el otro problema que se nos aproxima y está muy cerca, al margen de que la banca nunca pierde, y los fondos buitres mucho menos, es que las grandes cadenas de televisión están perdiendo día a día mucha audiencia porque el gran peligro social que representaba el comunismo del “Coletas”, que junto a Venezuela era el pan informativo gancho de cada día, al irse uno, y Venezuela perder actualidad por la extorsión humana, ambiental y de recursos, de las grandes corporaciones capitalistas-cristianas en Colombia, hasta que no saquen los gringos la frase hecha que lo tape todo y vuelva la audiencia, nadie está interesando en anunciar nada en la tele porque la gente ni la mira, y habrá que pagar mucho menos de los cuatrocientos euros de media al mes que suelen cobrar los periodistas; o mejor, que paguen ellos por salir en la tele menos los jefes. 

De todos modos todo esto son apuntes de rojos republicanos, que no entendemos el premio social que hay que darle a gentes supremas, llenas de virtud y humanidad, solidarias con la vejez y la necesidad, próximas vírgenes a consagrar, que la derecha y derechona de Madriz, con su tradicional talento político, sí las tiene premiadas. 

Salud y Felicidad sin Covid. Juan Eladio Palmis 

 

Eladio Palmis
Colaborador

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Salir de la versión móvil