Congreso de los diputados
Congreso de los diputados
Tiempo estimado de lectura: 4 minutos
Carpe Diem

Uno de los documentos más importantes de los elaborados por la Comisión para la Reconstrucción Social y Económica del país además del Económico y el de Salud fue el de Políticas Sociales, rechazado por el Congreso de los Diputados recientemente, algo que era de esperar puesto que las derechas iban a torpedear cualquier acuerdo social por liviano y lleno de ambigüedades que les presentaran, porque insisten en seguir apoyando y financiando a los sectores privados en lugar de reforzar lo público.

Tampoco entre los partidos que conforman el Gobierno de la Nación y sus posibles aliados se pusieron de acuerdo, porque una parte del Gobierno no concreta claramente sus medidas sociales o son demasiado cortas en opinión de sus apoyos de izquierdas. Sobre todo se planteó un desacuerdo insalvable: LAS PENSIONES, o más concretamente una moción para la revalorización de las pensiones según el coste de la vida (IPC REAL), el aumento de las pensiones mínimas y la derogación del factor de sostenibilidad, moción a la que el PSOE se opuso.

No nos pilló de sorpresa, no vamos a mentir. Es el mismo PSOE que se opone a derogar las reformas laborales que tanto daño están haciendo a trabajadoras y trabajadores, y que serán la causa de que las pensiones futuras sean mucho más precarias que las actuales. El mismo PSOE que inició la desindustrialización del España y facilitó que el PP terminara de arrasarla, el que forma parte de un Pacto de Toledo desde 1995 que viene aprobando recomendaciones, una tras otra, para seguir la senda de los recortes de las pensiones.

Sobre el PACTO DE TOLEDO y las medidas que con toda probabilidad va a recomendar entre septiembre y octubre, ya hemos hablado largo y tendido hace unos días en el pdf que subimos a nuestro canal de Telegram (les animamos a suscribirse, es gratis):  https://t.me/YayosCt/8143

Mucho de lo expuesto en esas valoraciones no cuadra con que tengamos un Gobierno de coalición que se califica a sí mismo de “progresista”, y que está basado en un acuerdo en el que se reflejaban algunas de las reivindicaciones de los movimientos de pensionistas, aunque en los últimos tiempos estemos contemplando concesiones por parte de una de las ramas de dicho Gobierno al conservadurismo. Aquí no se debieran aplicar los dichos de “navegar entre dos aguas” ni “que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha”, porque esas prácticas pueden llevar a este Gobierno a un callejón de mala salida, y debe decidir si cumple su palabra de no dejar a nadie atrás o favorece a los de siempre.

Porque nosotr@s vamos a seguir luchando por conseguir nuestras REIVINDICACIONES:

  • Reivindicamos el régimen de reparto interterritorial e intergeneracional de nuestra Seguridad Social, basado en las cotizaciones sociales. Los gastos impropios deben eliminarse y sufragarse con los Presupuestos Generales del Estado, lo que colocaría en superávit a la SS. En caso de déficit coyuntural (una vez pase la generación baby-boom, la caída del número de pensionistas será espectacular), debe aplicarse el art. 109.2 del TRLGSS, con transferencias en lugar de préstamos.
  • Seguiremos luchando por la revalorización de las pensiones con arreglo al IPC REAL POR LEY, por la derogación del mal llamado factor de sostenibilidad y del IRP (el maldito 0,25%), y la subida de las pensiones mínimas y NC por encima del IPC, ligadas a los Presupuestos Generales del Estado, para acabar con la pobreza de millones de pensionistas.
  • Hay que volver a la edad de jubilación legal a los 65 para fomentar el empleo de l@s más jóvenes, y eliminar las reducciones por jubilación anticipada con 40 o más años cotizados.
  • Cualquier intento de privatizar las pensiones nos tendrá enfrente porque está suficientemente demostrado que los sistemas privados de pensiones empobrecen a l@s pensionistas y solo favorecen a bancos, aseguradoras y fondos buitre, bien mediante la llamada “mochila austriaca”, bien mediante los fondos de pensiones de empresa. De hecho, 18 de los 30 países que privatizaron total o parcialmente sus sistemas de pensiones en los últimos 35 años, están revirtiendo esas privatizaciones. No recorramos un camino ya desandado por otros.
  • Eliminación urgente de la brecha de género en las pensiones, pero también en el trabajo, en los salarios y en la promoción laboral. Las discriminaciones, lagunas y vacíos de cotización de las mujeres suelen deberse al parto y cuidado de los hijos o a excedencias por obligaciones familiares, pero también la falta de trabajo o los empleos temporales de muy baja cotización, más un largo etcétera, que debe ser cubierto con medidas estructurales de ámbito laboral y presupuestario.
  • Defendemos el mantenimiento de la pensión de viudedad como una pensión contributiva de la Seguridad Social, en contra de lo solicitado por algunos grupos políticos y hasta por sindicatos que proponen su conversión en pensiones asistenciales y la reducción de su percepción únicamente por personas mayores de 65 o más años.
  • Hay que revisar en profundidad el sistema de pensiones por incapacidad, incluidas las valoraciones de la Seguridad Social.
  • Nos oponemos frontalmente al aumento del cómputo de cotizaciones por encima de los 25 años, porque la precariedad del “mercado de trabajo” español hacen prácticamente imposible que l@s actuales trabajador@s puedan llegar a cotizar esos años siquiera, y significará que los primeros años de vida laboral, con salarios más bajos, incidirán en negativo sobre la pensión. Esta disminución en las futuras pensiones será más dañina sobre todo para las mujeres, aumentando la ya de por sí enorme brecha de género de alrededor de un 37% en la actualidad.
  • Defendemos la caja única de la Seguridad Social, el Fondo de Reserva y la salvaguarda del patrimonio de la Seguridad Social.
  • Es absolutamente necesaria la derogación de las DOS últimas reformas laborales, tanto la del 2010 como la del 2012, derogaciones fundamentales para la dignificación de l@s trabajador@s en activo, porque entre las dos han deteriorado la utilidad de los convenios colectivos, precarizado el trabajo y han abaratado el despido y los salarios, lo que ha incidido muy negativamente en las cotizaciones sociales, base de los ingresos de la Seguridad Social y, por tanto, de las pensiones de l@s futur@s jubilad@s.

Actualmente y a la vista de la situación sanitaria, con rebrotes del coronavirus  en toda España que ya nos anunciaron, l@s Yay@flautas de Cartagena, personas de alto riesgo como la mayoría de pensionistas, tomamos la decisión de no exponernos ni exponer a nadie en concentraciones ni manifestaciones aunque, además de participar algun@s de nosotr@s apoyando movilizaciones de otros colectivos, seguimos manteniendo contactos por redes sociales y videoconferencias con plataformas de pensionistas de toda España y con fuerzas políticas locales, regionales y nacionales para continuar informados e informando, exponiendo nuestras inquietudes y razonando y difundiendo nuestras reivindicaciones, porque

¡¡GOBIERNE QUIEN GOBIERNE, LAS PENSIONES SE DEFIENDEN!!

Yayoflautas Cartagena
FacebookTwitterEmail

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.