Funcionarios de la Agencia Tributaria y agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta, han detenido a los cinco tripulantes de una ‘narcolancha’ tras una persecución en alta mar.

Los arrestados intentaron deshacerse de la sustancia estupefaciente al arrojar los fardos por la borda. Se intervinieron un total de 66 fardos que suman 2.000 kilos de hachís, además de diversos teléfonos satélites y dispositivos informáticos.

La intervención tuvo lugar la pasada semana, cuando el helicóptero de la Policía Nacional detectó una ‘narcolancha’ que navegaba por el Mar Mediterráneo a unas 80 millas de la costa de Cartagena.

La embarcación, de unos 14 metros de eslora y dos motores de 300 CV, iba tripulada por cinco individuos y se aproximaba a las playas de Valencia con el propósito de descargar los fardos de hachís que portaba.

En ese momento se inició una persecución junto a una patrullera de Vigilancia Aduanera de la Agencia Tributaria, que se desarrolló durante más de cinco horas y 100 millas náuticas, y que obligó a los tripulantes a deshacerse del hachís, arrojando los fardos por la borda.

Finalmente, la acción conjunta y coordinada en alta mar permitió a los funcionarios de Vigilancia Aduanera rescatar el hachís arrojado, además de abordar la lancha rápida y detener a sus cinco ocupantes.

Como resultado de la operación se intervinieron 66 fardos de hachís con un peso de 2.000 kilos, una embarcación de alta velocidad, teléfonos satélites y diversos dispositivos informáticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.