Información de Tribunales
Información de Tribunales
Tiempo estimado de lectura: < 1 minuto
Carpe Diem

El fiscal ha pedido penas que suman 45 años de prisión para un hombre que ejerció como sacristán en una iglesia parroquial de Cieza  y al que acusan de violar a tres monaguillos menores de edad a los que presuntamente llegó a agredir y atemorizar para que accedieran a sus deseos carnales.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía, a las que ha tenido acceso Efe, reclaman así mismo que sea condenado a indemnizar a los perjudicados con cantidades que suman 170.000 euros.

Afirma el ministerio público que los hechos, que serán juzgados por la Audiencia Provincial de Murcia, se sucedieron entre 1999 y 2003, cuando el procesado ejerció como sacristán y supuestamente “mantuvo de manera reiterada relaciones sexuales de diverso tipo con los menores”.

Para ello, añade la fiscalía, se prevalió de su condición de sacristán y se ganó el favor de los niños dándoles regalos.

Además, “en ocasiones llegaba incluso a agredir a los menores y a agarrarlos fuertemente para que no escapasen mientras realizaba con ellos las conductas sexuales”.

Si los perjudicados no accedían a sus peticiones, los amenazaba supuestamente con no dejarles ejercer como monaguillos en la misa o impedirles salir en procesión, según la acusación estatal, para los hechos son constitutivos de un delito continuado de violación y tres continuados de agresión sexual.

Además de las penas de prisión y las indemnizaciones solicitadas, reclama la inhabilitación absoluta del acusado y que se le prohíba acercarse a menos de 500 metros de las víctimas durante 25 años en uno de los casos y 15 años en los otros dos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.