Publicidad

Esta mañana, el presidente de la Región de Murcia, Fernando López Miras, comparecerá en la Asamblea Regional tras más de dos meses sin acudir a la cámara autonómica. Será la primera vez que lo haga desde que comenzó 2021. Esta comparecencia se debe a la petición que Podemos realizó ante la Junta de Portavoces, para que el presidente explique cuál está siendo la gestión durante esta tercera ola de la pandemia en la Comunidad Autónoma, algo que para María Marín, portavoz morada en la Asamblea, “debería de asumir como una obligación democrática, pero que no hace a no ser que sea obligado por la oposición”.


Ayuda al ElDigtalCT a seguir trabajando para llevarte la información cada día a tu móvil, tablet o pc. Colabora con nosotros con tu donación para apoyar una información independiente.



 

Marín ha lamentado esta situación de completa opacidad en todos los ámbitos por parte del Gobierno regional, pero ha añadido que “no es ninguna sorpresa”. La portavoz de Podemos asegura que “la primera reacción del presidente y de sus consejeros siempre es esconderse y no dar la cara ante los problemas que causa su pésima gestión”.

Así, desde Podemos no sólo señalan a López Miras, sino que además han exigido la comparecencia urgente de la Vicepresidenta de la Región de Murcia, Isabel Franco, responsable de Política Social, quien “no ha dicho ni una sola palabra” a pesar de que ya hace dos días que Podemos denunció ante la Fiscalía los “graves casos de presuntas negligencias en la residencia de Amavir en Cartagena y en el centro de discapacidad Los Olivos de Cieza”.

Podemos presentó una denuncia el pasado lunes en la que ponía a disposición del Fiscal información y testimonios de trabajadores que dejan al descubierto irregularidades graves, como por ejemplo que en estos centros concertados se estaría produciendo “robo de medicamentos”, o que se conserva “medicación caducada”, que se están poniendo “tratamientos sin actualizar”, o que a las instalaciones está “accediendo personal no autorizado”.

Publicidad

Marín ha remarcado la gravedad de estas presuntas negligencias y ha asegurado que las trabajadoras afirman haber puesto la situación en conocimiento de la directora del IMAS y de la Vicepresidenta, Isabel Franco, sin que desde la consejería se hiciera nada por acabar con estas prácticas”.

Por otra parte, Marín también pedirá a Franco que dé explicaciones acerca de la campaña de vacunación en las residencias de mayores, donde “según las últimas informaciones denunciadas por las trabajadoras y posteriormente reconocidas por la propia diócesis de Cartagena, tanto el Obispo como otros sacerdotes pudieron vacunarse irregularmente en estos centros”.

La portavoz de Podemos ha considerado que la campaña de inmunización en Murcia está siendo “un desastre absoluto”, ya que además las residencias “han podido ser un coladero para los vacunados VIP”.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.