Leli García, representante de Podemos Cartagena
Leli García, representante de Podemos Cartagena
Publicidad

En los últimos días se ha procedido a acometer diferentes obras en nuestra ciudad que no dejan indiferentes a los vecinos. Por una parte el pasado 16 de julio comenzaron a desforestar la zona de Cuatro Picos en el barrio de la Concepción, para la construcción de una urbanización de lujo; y por otra, el lunes 2 de agosto, comenzaron a derribar parcialmente la Cárcel de San Antón.

En ambas actuaciones nos encontramos con la misma problemática: urbanismo frente a medioambiente y patrimonio. Y en ambas se refleja la inoperancia del Ayuntamiento de Cartagena, según manifiesta la portavoz de Podemos Cartagena y concejala por esta formación en el consistorio, Leli García.

“Llevamos desde 2017 acompañando a la Plataforma de La Cárcel, que está haciendo una labor extraordinaria. También me gustaría recordar el trabajo de las compañeras de Cartagena Sí Se Puede, en especial a Tere Sánchez, que llevó múltiples iniciativas para recuperar este inmueble para la ciudadanía, por su valor histórico, patrimonial, y porque lo que es del pueblo no se vende. El Gobierno local actual, y también el anterior, le han fallado a la gente. Sólo le pedían no destruir, conservar, y que este inmueble siguiese siendo  de titularidad y utilidad pública, recuperándose como espacio cultural para toda la ciudadanía del municipio de Cartagena”, ha recordado la portavoz de Podemos.

La edil ha remarcado que una vez se confirmó la venta, la actual vicealcaldesa y concejal de urbanismo realizó varias gestiones para evitar llegar a este momento, pero aún así ha incumplido la palabra dada a la plataforma cuándo en 12 de mayo de 2015, Ana Belén Castejón, anunció públicamente que si se convertía en alcaldesa, proyectaría en la cárcel un espacio multicultural para los colectivos del barrio y ciudadanía de Cartagena.

En otra línea de cosas y por lo que respecta a la urbanización de Cuatro Picos, García critica la nula efectividad de las conversaciones para poder llegar con la promotora a una permuta, tal y cómo se comprometió el consistorio. El lugar era un pulmón verde para Cartagena y un enclave de disfrute y ocio no sólo para los residentes en el barrio popular de «Quitapellejos», “y su desaparición supone un desastre medioambiental que sufrirá toda la ciudadanía.”

Tanto en Cuatro Picos cómo en la Cárcel de San Antón hay un denominador común: el nulo interés por lo público y la vuelta, si es que alguna vez se fue, del urbanismo salvaje de esta ciudad. No podemos decir que Ana Belén Castejón no haya hecho lo posible, pero sí que lo hecho es insuficiente. A la vista está, Cuatro Picos sin árboles, y en breve, con una nueva urbanización,  y la Cárcel sin muros y a medio derribar. En el caso de la cárcel, el hecho de que la Consejería de Cultura haya dado permiso, emitiendo un informe para la demolición parcial de aquellas partes no protegidas, no era lo esperarado. Lo esperado es que se cumplan las promesas y que se hubiese trabajado en recuperar el inmueble. Y por supuesto, informar a los vecinos de la Plataforma, que se enteraron de las obras cuando vieron la maquinaria”, ha concluido Leli García.

Publicidad

Desde Podemos Cartagena han mostrado su apoyo a los vecinos del Barrio de la Concepción y a la Plataforma de la Cárcel, y aseguran que les acompañarán en las reivindicaciones que pudiesen realizar.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.