CartagenaPodemos reclama una moratoria para la instalación de grandes plantas fotovoltaicas en...

Podemos reclama una moratoria para la instalación de grandes plantas fotovoltaicas en el entorno del Mar Menor

Desde la formación morada pretenden que se fomente el autoconsumo familiar y que se priorice a las pequeñas y medianas empresas, así como a los agricultores tradicionales en el uso de esta energía limpia y barata. El grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento tiene previsto llevar una vez más una moción al pleno de septiembre para proponer una moratoria en este tipo de instalaciones hasta que esté finalizado el Plan General de Ordenación Urbana.

 

La diputada de Podemos, María Marín y la portavoz de Podemos Cartagena y concejala del Ayuntamiento, Leli García, acudieron en la tarde del lunes a la reunión que tuvo lugar en el Hotel Campomar donde se puso el germen para crear una plataforma encargada de proponer el uso racional de las energías renovables y evitar la creación de macro plantas fotovoltaicas, tanto en el entorno del Mar Menor y el Campo de Cartagena, como en todo el municipio.

La reunión, que había sido convocada por la Plataforma en defensa del Patrimonio y Paisaje del Mar Menor y la liga rural con el fin de analizar la situación, realizar propuestas, así como para la toma de decisiones, contó, además de con la participación de las representantes de Podemos, con la de numerosos colectivos y asociaciones como: Por un Mar Menor Vivo, Memoria Histórica de Cartagena, Pacto por el Mar Menor, Sociedad Española de Ornitología, Amigos de San Ginés de la Jara, etc.

La diputada y portavoz del grupo parlamentario de Podemos en la Asamblea Regional, María Marín, quiso dejar claro desde el principio que el problema no es la energía fotovoltaica, muy al contrario “hay que apoyarla ya que en la Región de Murcia es del género tonto no hacerlo ya que las energías fósiles son mucho más caras y además producen emisiones que contribuyen al cambio climático que tanto afecta a la Región por lo tanto en la Región podríamos ser pioneros y ricos apostando por la energía solar fotovoltaica gracias al gran número de horas del sol de las que disponemos al año”, aseguró la diputada, que continuó afirmando que “el problema son los lobbies que aparecen cada vez que hay un nuevo nicho de mercado como puede ser la especulación urbanística, el agronegocio de la agricultura intensiva o ahora las grandes planta fotovoltaicas”.

María Marín aseguró que pese a que ahora lo que urge es parar este tema en el distrito siete del municipio de Cartagena, al igual que se hizo el año pasado en la zona oeste, éste es un tema que se tiene que abordar desde una perspectiva regional, ya que es un problema que afecta y afectará a toda la región, y recordó que “durante los dos años que estuvimos en pandemia el Gobierno Regional ha aprovechado para aprobar una serie de «decretazos» que ni siquiera se ha llevado a Pleno para discutir entre los grupos parlamentarios, donde se ha desregulado toda una serie de leyes y entre ellas muchas cuestiones que tienen que ver con los temas medioambientales, como por ejemplo, los temas relacionados con la declaración de impacto ambiental.”

La diputada de Podemos comentó que su grupo presentó en abril de 2021 una moción en la Asamblea Regional, que fue rechazada por los grupos parlamentarios que sustentan al Gobierno Regional, y que fue redactada por el Catedrático de Física, Antonio Urbina, en la que se pedía entre otras cosas la elaboración de un plan regional de ordenación de instalaciones fotovoltaicas al amparo de la Ley de Ordenación y Protección del Territorio de Murcia.

Para concluir, María Marín, insistió una vez más en apoyar decididamente la energía fotovoltaica, “pero exigiendo al Gobierno Regional que haga planes para que tengan derecho las PYMES y los particulares para tener así, tanto autoconsumo, como consumo para los pequeños y medianos productores, y aún mejor, en sistemas integrados en las propias explotaciones agrarias, los sistemas “agrivoltaicos”, que evitan la competencia por el uso del suelo. Y algo muy importante, hay que contar con los agricultores tradicionales de nuestra tierra porque la energía fotovoltaica les puede beneficiar. Por ello tenemos que forzar al Gobierno Regional a que priorice el autoconsumo particular y el de las pequeñas y medianas empresas y no el de las grandes instalaciones fotovoltaica cuyos beneficios acaban en manos de fondos buitres.”

Por su parte la concejala del Podemos en el Ayuntamiento, Leli García, recordó que fue su formación la que registró el pasado miércoles de forma urgente un ruego para que el Gobierno municipal establezca una moratoria en la instalación de plantas fotovoltaicas en el Campo de Cartagena y en el Entorno del Mar Menor a petición de la Plataforma en defensa del Patrimonio y Paisaje del Mar Menor.

García recordó que su grupo municipal ya había llevado mociones al Pleno del Ayuntamiento meses antes de que se produjeran las movilizaciones en la zona oeste del municipio que permitieron parar la construcción de parques fotovoltaicos en esa zona.

“Ya en el mes de mayo de 2021 llevamos una moción al pleno que salió rechazada con los votos en contra del Gobierno. Posteriormente en el mes de junio llevamos nuevamente otra iniciativa que también fue rechazada. Pero curiosamente, un mes después, tras las movilizaciones en contra de estas instalaciones en la zona oeste, apareció el Gobierno con una iniciativa que pretendía ser declaración institucional y que sería muy beneficiosa para la zona 1, según nos contaron desde el Ejecutivo local que simplemente fue una lavado del cara y donde realmente no se aprobó una moratoria”, destacó Leli García

La portavoz de Podemos Cartagena lamentó que el Gobierno no esté cumpliendo prácticamente ninguno de los compromisos adoptados en el Pleno municipal de julio de 2021 pese a ser una propuesta hecha por el propio gobierno local, pero destacó que entre las cosas que se aprobaron en dicha iniciativa existe el compromiso de pedir la declaración de impacto ambiental a las explotaciones fotovoltaicas de menos de 10ha pese a no ser necesaria por el cambio realizado por el Gobierno Regional durante la pandemia.

Leli García recalcó la importancia de este punto ya que recoge que “la memoria de impacto ambiental tiene que acreditar que la instalación no afectaría a espacios naturales protegidos, a hábitats de interés comunitario, a lugares de interés comunitario, a zonas de especial protección para aves ni cauces o cursos fluviales o zonas de policía ni áreas de protección de fauna silvestre entre otras.”

Finalmente, la concejala recordó que desde su grupo municipal van a trabajar durante todo este mes para elaborar una moción de la mano de la plataforma y en colaboración con los colectivos que la forman, para presentar en el próximo pleno una iniciativa para pedir la moratoria, que no se aprobó en el mes de julio, como mínimo hasta que no esté elaborado el Plan General de Ordenación Urbana. “No podemos ordenar la instalación de estas plantas si no tenemos un plan de ordenación de nuestro municipio, por ello desde nuestro grupo decimos: Fotovoltaicas sí, pero no así.”

 

Artículos relacionados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.