La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea Regional, María Marín
La portavoz de Unidas Podemos en la Asamblea Regional, María Marín
Publicidad

Mientras el pueblo de Mazarrón y de toda la Región de Murcia continúa conmocionado por el terrible asesinato racista de Younes Bilal, un vecino marroquí del municipio costero al que dispararon al grito de “no quiero moros”, la institución que representa a los murcianos y murcianas ha vuelto a vivir un vergonzoso capítulo a costa  de la extrema derecha. Esta mañana, Podemos pretendía impulsar al inicio del pleno una declaración institucional de condena a este crimen de odio. Sin embargo, aunque la propuesta fue realizada con anterioridad, el presidente de la Asamblea, el tránsfuga Alberto Castillo, ha ignorado la propuesta de Podemos y se ha limitado a pedir un minuto de silencio en memoria del fallecido, suprimiendo cualquier referencia a los discursos de odio de la extrema derecha. La portavoz de la formación, María Marín, ha considerado que “la ultraderecha xenófoba y sus discursos del odio son los que están detrás de un clima irrespirable de violencia en nuestra Región”, por lo que “no sirve para nada guardar minutos de silencio, mientras se omiten las causas que han propiciado este crimen”.

Marín ha asegurado que la actitud de Castillo ignorando la propuesta de Podemos sólo se explica por “su dependencia de la extrema derecha para mantenerse en el cargo”. Para la diputada “es obvio que no quieren molestar a Vox, porque les necesitan para mantenerse en el sillón”. Desde Podemos han insistido en “abordar el problema de fondo”, tal y como han hecho movimientos como Black Lives Matter en Estados Unidos. La portavoz de Podemos ha apuntado además que “los medios de comunicación son clave para no camuflar lo que está ocurriendo, dejando claro que este crimen está motivado por el odio y la xenofobia”. “La mejor manera de hacer justicia a Younes es hoy combatir el racismo y a los que están detrás”, ha afirmado Marín.

La diputada morada ha destacado que la presencia de la extrema derecha en las instituciones “está sirviendo para romper consensos democráticos”, algo que demuestran “cada vez que se niegan a condenar los asesinatos machistas y se apartan de las pancartas de solidaridad con las víctimas”. Marín ha exigido “tolerancia cero” con los mensajes de odio, ya que “penetran en la sociedad, dando alas a violentos que encuentran una justificación y una validación de sus actos en este tipo de discursos”. Además ha recordado que en la presente legislatura, “PP, Ciudadanos y Vox ya han impedido declaraciones institucionales a favor de los derechos de la infancia, contra la violencia machista, o contra los atentados terroristas y amenazas de la extrema derecha”, temas que “generan un enorme consenso social”, pero sobre los que ahora “no puede posicionarse la Asamblea Regional por una derecha echada al monte y a la que las normas democráticas de convivencia ya no valen”.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.