Ramón Galindo
Ramón Galindo
Publicidad

Y con esto poco a poco, quizá mas poco a poco de lo acostumbrado, y con una hora menos de confinamiento «esperemos que a Sanchez no se le ocurra pedirnos que la recuperemos».


Ayuda al ElDigitalCT a seguir trabajando para llevarte la actualidad cada día a tu móvil, tablet o pc. Colabora con nosotros con tu aportación (desde 1 euro) para apoyar la información independiente.



 

Nos sorprende esta tardía sobremesa con los “partes informativos” del “equipo epidemiológico habitual” ya dados.

Y cuando este confinamiento se alarga en forma de arresto domiciliario, son muchas la preguntas que nos hacemos, y creo que en particular la primera es: ¿Que pasará el día después? Y a continuación ¿Que ocurrirá cuando se encienda la luz verde y podamos salir a la calle? ¿Cuando volveremos a coger el pulso habitual? ¿Volveremos al cine, a los toros y al fútbol como si no hubiera pasado nada? ¿Nos podremos fiar de las informaciones que este errático “equipo epidemiológico habitual” nos dé?

Eso no lo sabemos, pero lo que yo si se es:

Publicidad
  • Que los a militares que hoy les aplauden, “algunos y algunas” volverán a pedir que les escupan a la cara.
  • Que a los médicos y enfermeros que hoy les aplauden, “algunos y algunas” volverán a agredirlos en los consultorios y hospitales cuando no estén de acuerdo con su trabajo.
  • Que a los los policías y guardias civiles que hoy les aplauden “algunos y algunas”volverán a insultarlos y arrojarles piedras cuando estén cumpliendo con su trabajo.
  • ¡Que “podemos” esperar de unos dirigentes que tratan en ensuciar el nombre de Amancio Ortega! Capaz de proporcionar gratuitamente, medios de protección que un gobierno, no sólo se ha demostrado incompetente en tiempo y forma sino que su sucesión de errores ha sido continua.

¡Pero que “podemos” pedir de “estos y estas”! Si aún “podemos” recordar a un Pedro Sánchez cuando refugiándose tras la impunidad que los cobardes usan de su escaño, llamó indecente a Rajoy para empujarlo a la dimisión, sin ser Rajoy responsable de tantos errores y que tantas vidas están costando como los que Sanchez está cometiendo, y ahora él (el muy superfluo) pide desde esa misma trinchera-escaño que le apoyen y no le presionen ¡Pobrecito!
Si aún “podemos” recordar a unos: Pablo Iglesias, Echenique y Montero diciendo que su sueldo nunca subiría de tal o cual cantidad y lo bien que se vivía en en pisito del barrio de toda la vida, actuando luego como a los que les toca el bote del euromillón ¡”Pobrecitos y pobrecitas”!

Si los hemos visto violando impunemente las obligadas cuarentenas para soltarnos mítines guantanameros de estilo castrista y al estilo “aló presidente” de Hugo Chávez.

Si ya nos han demostrado que en cuanto han tenido un poco de jaqueca, han huido despavoridos a refugiarse en las clínicas privadas más caras y prestigiosas y se han blindado UCIs, respiradores y test (de los buenos) como si de una casta superior se tratasen ¡Ejemplares! «por los cojones».

Sanchez ahora que ya no le funcionan ni los termómetros, pide clemencia verborreica parlamentaria amparándose en estas penosas circunstancias, y la oposición se la está dando ¡Pero! “Ya pagara el francés el vino que se bebió”.
Y para no perder las costumbres «muy importante en estas circunstancias» tecleo el móvil mientras fumo, envuelto en los aromas del café y el humo del puro de los domingos, que en perjuicio de mi salud, pero a la vuestra, como siempre, aprovecho para enviar un fuerte abrazo (virtual) a amigos y familiares.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.