Según ha podido saber esta redacción en el día de hoy, sanitarios de los puntos de toma de temperatura del Hospital de Santa Lucía habrían elevado una queja a la Prevención de Riesgos Laborales del SMS por la “pésimas” condiciones en las que tienen que realizar su trabajo.

El hospital de Santa Lucía cuenta con cuatro puntos de toma de temperatura, tres de ellos para los trabajadores y uno para los usuarios. De los puntos habilitados para los trabajadores dos se encontrarían en plena calle.

Uno de estos puntos está situado en la puerta de entrada de los trabajadores, donde se les toma la temperatura. La persona que está en este lugar tiene que hacer su trabajo, no solo soportando las bajas temperaturas, sino que además lo hace bajo una corriente de aire, en un turno que se realiza entre las 7:30 y las 9:00 de la mañana.

Otro de los puntos de toma de temperatura que se encontraría en la calle es el que se encarga de controlar a los empleados que aparcan sus conches en el parking cubierto de trabajadores del hospital.

Por último, el punto que se encuentra en la puerta principal del hospital se encargaría de hacer el control a los usuarios que aceden al mismo. En este puesto hay cuatro auxiliares, de los cuales, dos se encuentran prácticamente en la puerta, ya que son los encargados de hacer las mediciones. Como en los casos anteriores tienen que realizar esta tarea soportando el frío y la humedad propias de la estación.

A esto hay que sumar los dos auxiliares que estarían sentados en una mesa apuntado los DNIs de los usuarios. En su caso la situación se agrava, ya que no solo tienen que soportar las bajas temperaturas como sus compañeros, sino que además no disponen de iluminación suficiente para realizar su trabajo en unas condiciones adecuadas, ni de mamparas que los separen de los usuarios, lo que incrementa considerablemente el riesgo de contagio.

Los trabajadores denuncian falta de previsión por parte del Servicio Murciano de Salud, ya que, según nos confirman, esta tarea se viene realizando desde el verano y no se han tomado en todo este tiempo medidas encaminadas a que los auxiliares puedan realizar estas tareas en condiciones dignas.

Para los auxiliares lo más preocupante de trabajar de forma reiterada bajo estas condiciones de frío y humedad es que esta situación puede acarrear consecuencias, como pueden ser otras enfermedades a corto y a largo plazo.

En el hall del hospital se realizan dos tipos de turnos, uno de doce horas de duración y que trascurre entre las 8 de la mañana y las 20 horas y otro que empieza a las 15 horas y que finaliza a las 22 horas. Durante todos este tiempo, como ya se ha comentado, se trabaja sin ningún tipo de calefacción y con un trasiego constante de usuarios, lo que provoca corrientes de aire que incrementan esta sensación de frío.

Cabe recordar que esta tarea se considera fundamental para la detección precoz de posibles infecciones y evita así que personas que pudieran estar desarrollando la enfermedad entren en las dependencias hospitalarias propagando el virus, no solo entre otros usuarios, sino también entre los trabajadores del hospital, sobrecargando un colectivo ya de por sí muy castigado por la pandemia.

Piden que se acondicionen los lugares de trabajo

Lo que estos sanitarios estan pidiendo es que se acondicionen adecuadamente sus lugares de trabajo, instalando algún tipo de garita o habitáculo donde el sanitario que tenga que tomar la temperatura pueda resguardarse de las bajas temperaturas y la humedad propias de nuestra región en invierno.

En cuanto a las personas que se encuentran en el hall de hospital, entienden que no se puede realizar su trabajo en otro lugar, y piden que se acondicione con luz suficiente, y algún tipo de calefacción, además de ponerles mamparas que les separen de los usuarios y les protejan de posibles infecciones.

Algunos de estos trabajadores habrían acudido a Prevención de Riesgos Laborales para denunciar los hechos, y donde solo habrían obtenido por respuesta que “estudiaran el caso”.

Desde el SMS les han ofrecido únicamente unos polares

De momento la única solución que se les ha ofrecido desde el Servicio Murciano de Salud sería proporcionarles unos “polares” que a día de hoy y por lo que nos indican no estarían aún a disposición del personal.

De todas maneras los sanitarios consideran que ésta tampoco sería la solución al problema ya que estamos hablando de jornadas muy largas en lugares que no estan adaptados para realizar esta tarea.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.