Estudiantes en el aula
Estudiantes en el aula
Publicidad

STERM Intersindical ha mostrado su más firme rechazo ante la intención de la Consejería de Educación de insistir en la imposición del veto parental como mecanismo de censura de las familias ante el desarrollo de contenidos curriculares en las aulas impartidos por personal ajeno al centro.


Ayuda al ElDigitalCT a seguir trabajando para llevarte la actualidad cada día a tu móvil, tablet o pc. Colabora con nosotros con tu aportación (desde 1 euro) para apoyar la información independiente.



 

Para el sindicato la modificación de los decretos regionales que regulan los currículos es una muestra de la “huida hacia delante” del Gobierno Regional con tal de atender a las exigencias de VOX de cara a la firma de los presupuestos regionales. Si bien, para STERM Intersindical el argumento sigue siendo el mismo: cuestionar y demonizar el trabajo realizado en los centros educativos, sobre todo en aquello relacionado con la educación para la diversidad y la igualdad.

José Manuel Fernández, co-portavoz de STERM Intersindical, señala que “la actitud de la Consejería de Educación es irresponsable y sus excusas son impresentables. Esta medida no tiene nada que ver ni con la mejora de la comunicación con las familias ni con su libertad. Es un nuevo ataque a la Escuela Pública y la profesionalidad de las y los docentes que trabajan diariamente en sus aulas para dar la mejor educación posible”.

Desde el sindicato recuerdan que hay cuestiones fundamentales sobre las que la Consejería de Educación y el Gobierno Regional deberían estar más preocupados como por ejemplo las altas tasas de fracaso y abandono escolar, la escasa atención a la diversidad, los problemas en las infraestructuras educativas o las condiciones laborales del profesorado de la Región, que siguen siendo de los peores tratados en comparación con otras comunidades autónomas, mientras se siguen aumentando los fondos públicos destinados a la privada y se reduce el presupuesto destinado a la educación pública.

Publicidad

Por todo ello STERM Intersindical ha interpuesto demanda judicial y ha hecho llegar a los centros educativos unas guías que desmienten las falsedades sobre las que se quiere sostener el veto parental y desarrollan el amparo legal del profesorado para defenderse de estos ataques. Desde el sindicato se ponen a disposición del colectivo docente de la Región para respaldarlo y apoyarlo ante cualquier tipo de agresión reaccionaria que quiera minar la democracia, la igualdad o la diversidad en las aulas.

Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.