Publicidad

TUDMIR


Ayuda al ElDigtalCT a seguir trabajando para llevarte la información cada día a tu móvil, tablet o pc. Colabora con nosotros con tu donación para apoyar una información independiente.



 

El nombre de Tudmir, según la tradición, es el de un personaje histórico relacionado con la época árabe hispana (Teodomiro), pero también corresponde a una demarcación territorial que se establece geográficamente -en el caso que vamos a tratar- en el Sarq al-Andalus asociado a tres denominaciones:

1º.- Un área provincial o Kura (Cora) donde estaban incluidas diferentes ciudades.

2º.- Amal: un territorio al cual podríamos designar como municipio, área metropolitana, etc. que depende directamente de la capital provincial.

Publicidad

3º.- Pero, también, es el nombre de una ciudad.

En ocasiones, es difícil discernir entre los diferentes conceptos, a pesar de la extensa historiografía, aunque los andalusíes que escribieron en la cotidianidad de su tiempo sí sabían el sentido de sus textos. Por tanto, para el breve espacio que nos ocupa este trabajo diremos que la denominación Tudmir se ha asignado, secularmente, a dos ciudades: Orihuela y Murcia (a partir del año 831)

Lo anterior plantea varios problemas históricos que se solucionan tomando como referencia, principalmente, dos fuentes (pero no son las únicas). Una del andalusí al-Udri (La Cora de Tudmir según al-Udri, del arabista caravaqueño Emilio Molina López). La segunda es un instrumento astronómico: nos referimos al astrolabio de Ibn Said de Toledo, custodiado en el Museo Arqueológico Nacional, dándose la circunstancia que, en referencia a la información que nos interesa, existen diversos estudios, desde el siglo XIX, de autores como Eduardo Saavedra, J. M. Millas Vallicrosa, David King o Azucena Hernández. En todos ellos, los datos que vamos a utilizar, respecto al astrolabio, son coincidentes.

¿Qué importancia tienen los soportes? Ambos pertenecen al siglo XI, además están conectados en una franja de tiempo muy limitada. Por una parte, sabemos que el astrolabio está fechado en el año que se corresponde con el cristiano de 1067. Por otra parte, el trabajo de al-Udri, algunas de las fuentes consultadas señalan que está realizado en Almería, entre el año 1066/7 y su óbito (1085)

 ¿Qué importancia tiene la información contenida? Básicamente, cuando juntamos ambas informaciones, los datos que nos aportan desmienten la historiografía de Orihuela y Murcia como referentes de la denominación Tudmir.

Veamos a vuelapluma. El contexto es el siguiente: los árabes, a principios del siglo VIII, invaden Hispania ¿Qué nos dice al-Udri del suceso? (Según traducción de Emilio Molina)

 

«Abd al-Aziz Musa b. Nusayr se dirigió a Tudmir asediándola y conquistándola tras violenta contienda. Teodomiro y los suyos se dieron a la fuga a través de una llanura sin que nada los protegiera, los musulmanes les combatieron hasta aniquilarles y los supervivientes huyeron y se refugiaron en Orihuela…»

 

En el texto traducido podemos observar que Orihuela no es Tudmir; por tanto, se pensó  que Tudmir debía referirse a un territorio. Hasta aquí todo es raro, pero parece coherente. ¿Por qué digo esto? Por lo siguiente: …Tudmir asediándola y conquistándola tras violenta contienda…  Esta frase, NO sugiere un territorio, sino un lugar concreto que fue tomado por la fuerza de las armas. Si, además, al-Udri narra que los defensores de Tudmir …se dieron a la fuga a través de una llanura…, al-Udrí está situando geográficamente el lugar atacado.

El astrolabio, la segunda fuente,  es realizado por Ibrahim Ibn Said al-Sahli en Toledo y nos complementa la información anterior: sitúa a Murcia en una latitud de 38º,20´ y a Tudmir en 37º,30´. En estos datos, que hemos podido cotejar con otros similares,  también árabes, y de carácter científico, cuando ambas ciudades están juntas, la latitud de la ciudad de Tudmir está por debajo de la latitud de la ciudad de Murcia. Y esto significa dos cosas: la primera es que Murcia no fue Tudmir y que al estar ésta ciudad en una latitud geográfica inferior, no lo fue Orihuela. Sin embargo, y he aquí lo que importa, la ciudad de Tudmir en el año que se realizó el astrolabio (para 11 latitudes y con horas de sol diferenciadas, para cada una de ellas); es decir, en el año 1067, seguía EXISTIENDO por lo que,  a través de los datos que aporta a la Historia, Ibn Said al-Sahli, un astrónomo, desautoriza toda la historiografía realizada hasta el momento en un sentido contrario.

La información anterior no está escrita en periodos diferentes y distantes de la historia andalusí, está redactada en unas fechas concretas del último tercio del siglo XI; por lo que, previsiblemente, lo que nos muestran los autores a través de sus respectivos trabajos es el conocimiento general que sobre este tema había en su época. Ambos, uno de Dalías -ahora en Almería- y el otro de la zona de Valencia no son dos personajes cualesquiera. Yo destacaría a  Ibrahim Ibn Said al-Sahli, porque tanto él como su hijo son referentes de la ciencia andalusí que, como sabrán, adelantó por la originalidad y precisión de sus cálculos a la ciencia oriental. Tampoco debemos olvidar que en la época de realización del astrolabio, en Toledo, vive  Abū Isḥāq Ibrāhīm ibn Yaḥyā al-Naqqāsh al-Zarqālī y lo que ello implica.

Y toda vez que hemos destacado, según los datos que tenemos, que la ciudad de Tudmir existía en el año 1067, ¿dónde estaba situada, geográficamente, la misma?

Miren: como vamos a optar por el relato breve, en esta ocasión destacaremos el trabajo del arabista Joaquin Vallvé Bermejo, quien en su discurso de ingreso en la Real Academia de la Historia, que lleva por título “Nuevas Ideas Sobre la Conquista Árabe de España. Toponimia Y Onomástica”, nos aporta lo siguiente:

Según al-Himyari, en Cartagena derrotó Abd al-Aziz,…..al conde Teodomiro, que se refugió en Orihuela

 Si comparamos el texto anterior con una “sinopsis” del texto de Emilio Molina:

Abd al-Aziz….. se dirigió a Tudmir asediándola y conquistándola….. Teodomiro y los suyos se dieron a la fuga …… los supervivientes huyeron y se refugiaron en Orihuela…»

Podemos observar que SOLO se cambia el nombre de Tudmir por el de Cartagena, el resto es la misma narración. ¿Y qué razonamiento debemos obtener de la información? Que Cartagena, rebautizada como Tudmir, no desapareció en el medioevo. Por otra parte, tanto al-Udri como al-Himyari son considerados autores de peso en la historiografía.

Evidentemente, para realizar este breve relato disponemos de otras fuentes de información, a parte de las matemáticas, que se validan unas a otras a través de: Hazim al-Qartayanni, de rutas marítimo terrestres, de fuentes onomásticas, de viajeros, narraciones cristianas señalando las dimensiones del territorio, junto con las árabes. Incluso, los textos nos indican dónde vivía una parte de la gente y nos hablan de la fertilidad de los campos y de las vegas, de los mares, de las minas de plata, etc., conformando, todo ello, un conjunto de valioso interés científico que ha de ser puesto en valor.

Aureliano Rodríguez Soler- —
Cartagena – 22 – 6 – 2020
Publicidad

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.