La portavoz regional de Podemos, María Marín ha desvelado esta mañana un nuevo escándalo a cuenta de la “estrecha relación” entre el Gobierno regional y el sector del juego.


Ayuda al ElDigtalCT a seguir trabajando para llevarte la información cada día a tu móvil, tablet o pc. Colabora con nosotros con tu donación para apoyar una información independiente.



 

Según los datos recabados por la diputada, las ayudas del Plan Reactiva a la Hostelería “anunciadas a bombo y platillo por el gobierno de López Miras” han acabado beneficiando a las grandes empresas del juego, que han recibido las mayores ayudas en esta convocatoria.

Marín ha explicado que “mientras un bar, una cafetería o un restaurante han recibido apenas 4.000 euros, las grandes empresas del juego han sido beneficiarias de ayudas mucho más cuantiosas”, que van desde los 42.000 euros para grupos como Orenes, Marinocio o Automáticos Vega Media, o más de 100.000 euros para el grupo Tiki Taka.

La portavoz de Podemos ha recordado que las restricciones impuestas a la hostelería por López Miras “no se han aplicado a las salas de juego”, de forma que “los menos afectados por las restricciones han acabado siendo los más beneficiados por las ayudas públicas”.

Marín también ha reclamado el cierre inmediato de los salones de apuestas de la Región de Murcia, que “en plena tercera ola siguen abiertas, con la hostelería cerrada desde hace 15 días”.

La diputada ha señalado que en ocasiones anteriores, tampoco les afectaron las restricciones impuestas el 7 de noviembre, ni la orden del 15 de agosto que “cerraba pubs y bares de copas”, pero permitía “seguir poniendo copas en bares de apuestas y casinos, locales que hicieron su agosto en estas fechas”.

Además, Marín ha destacado que el pasado mes de julio “el gobierno de PP y Ciudadanos, con el apoyo de Vox”, aprobó un decreto “para perdonar al juego 14 millones de euros en impuestos con la excusa de la covid, que se unen a los 7 millones y medio que ya perdonan cada año”.

Las ayudas al juego suman así, tal y como denuncia Podemos, “más que todas las ayudas recibidas por un sector hostelero, que cuenta con más de 35.000 trabajadores y supone el 11,2% del PIB regional”.

Por si pareciese poco, desde la formación morada consideran sin embargo que “el escándalo puede ser aún mayor”, ya que tienen la sospecha de que se podría “estar desviando también para este fin el dinero del Fondo Covid que el Gobierno de España ha enviado a la Región de Murcia”.

Marín ha explicado que el Instituto de Turismo de la Región de Murcia (ITREM) ha recibido transferencias de más de 12 millones de euros del Fondo Covid del ejecutivo central y ha considerado “uno de los episodios más vergonzosos en la historia de esta Región” que ese dinero “que debe ir destinado a paliar los efectos de la covid” haya acabado “en la saca de las empresas del juego”. Por ello, desde Podemos ha anunciado que solicitarán al gobierno central que “fiscalice hasta el último euro enviado a la Región de Murcia”.

Por último, Marín ha apostado por “abrir un debate como sociedad” acerca del juego y sus efectos sobre la salud. La diputada ha lamentado que se esté utilizando “dinero de todos para fomentar la ludopatía, cuando todos los datos nos indican que esta plaga afecta cada vez más a la juventud, mientras que desde el Gobierno regional no se plantean alternativas de ocio, culturales o sociales para los jóvenes”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.