fbpx
Lun. Jul 13th, 2020
Pilar Marcos y Leli García, concejalas de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Cartagena

Pilar Marcos y Leli García, concejalas de Unidas Podemos en el Ayuntamiento de Cartagena

Unidas Podemos IU Equo traslada a la Asamblea Regional sus propuestas de enmiendas al proyecto de presupuestos 2020

La coalición municipal eleva a sus representantes regionales más de 30 propuestas que afectan al municipio en materia de transporte, educación, políticas sociales, industria, patrimonio, salud y medio ambiente

Tras haber analizado el borrador de presupuestos 2020 del Gobierno Regional, desde Unidas Podemos IU Equo han trasladado a sus diputados regionales una treintena de enmiendas para que se incorporen a las cuentas anuales de la Comunidad Autónoma.

Desde el grupo municipal, Pilar Marcos, su portavoz ha avanzado que en materia de Educación consideran imprescindible aumentar las partidas destinadas a combatir el fracaso escolar, pues Cartagena tiene tasas altísimas al igual que el resto de la Región; asimismo pedirán el aumento de los educadores de apoyo para menores con necesidades especiales en las dos escuelas infantiles de la CARM. Por otro lado, además de demandar la inclusión de los centros escolares de Cartagena en el Plan de Climatización Integral (ya que actualmente sólo alcanza a 6 colegios ubicados en Murcia) pedirán aumentar la partida para ejecutar las obras de sustitución de las 5 aulas prefabricadas del IES Los Molinos, que tan sólo cuenta con 20.000 euros para la redacción de proyecto cuando lo cierto es que el proyecto estaba redactado ya desde el año pasado, según denuncia la FAMPA.

 La coalición, que esta misma semana se entrevistó con la FAMPA a través de Leli García, también ha añadido que pretenden que la Comunidad Autónoma destine más dinero al desamiantado de todos los centros escolares, ya que algunos tendrán que esperarse a 2027 para que se sustituyan sus cubiertas. También pedirán un incremento para los comedores escolares, ya que actualmente hay un sistema muy restrictivo que exige un mínimo de alumnos para el establecimiento de un comedor. Dicho mínimo, confirman desde la FAMPA, cuando no se cumple, el comedor no se implanta, y los padres y madres terminan sacando a los menores de esos centros escolares.

 Desde la coalición también avanzaron que pedirán un incremento sensible de los fondos destinados al transporte interurbano, que afecta no sólo a la comunicación con otros municipios (como la línea 31 Lorca – Cartagena que conecta con Fuente Álamo) sino que dificulta la vida cotidiana de los vecinos de los barrios y diputaciones cartageneros. También solicitarán la inclusión de una partida para implantar la gratuidad del transporte escolar para bachiller (actualmente rige únicamente en primaria y secundaria), que fue una promesa electoral del mismísimo López Miras.

En relación a las políticas sociales, el grupo municipal pedirá la redacción de un proyecto para la Construcción o adecuación de una Residencia Pública de Mayores y un Centro de Día en Cartagena, cuya necesidad y demanda es conocida por todos. Asimismo, solicitan rectificar en el recorte a la partida asignada para la Ley de Dependencia, que ha bajado 1,8 millones, lo que supone un 3,2%. En este ámbito, y atendiendo a las cifras escandalosas de pobreza que tiene el municipio, solicitarán un incremento de las partidas correspondientes a la Renta Básica de Inserción, la destinada a Inmigración y colectivos vulnerables y las de políticas activas de empleo, ya que todas ellas han bajado en comparación con las del año pasado.

En materia de infraestructuras e industria, desde la coalición señalan la importancia de invertir en una genuina reconversión industrial del municipio, con especial énfasis en la transición energética, el empleo verde y la reducción de las emisiones industriales. Con respecto a otro tipo de inversiones, Marcos ha calificado de “ridículo e insuficiente” el dinero para barrios y diputaciones, ya que “muchos pueblos y barrios de Cartagena requieren de actuaciones integrales, sobre todo en materia de vivienda, y no simples parches que es lo que pretende hacerse con la cuantía asignada hasta el momento”.

En cuanto a otras inversiones pedirán el incremento de las partidas destinadas al Consorcio de La Manga, igual o mayor a la que suman los aportes de los ayuntamientos de Cartagena y San Javier; la creación de un Plan Especial para los pueblos de la Sierra Minera; y las actuaciones pendientes en la carretera RM 332, a su paso por la Urbanización Buenos Aires, y que urgen para prevenir nuevos accidentes de tráfico: arcenes, señalización vial adecuada, reductores de velocidad, semáforos, etc.

La coalición considera que el principal déficit del presupuesto para Cartagena se encuentra en materia de Medio Ambiente: “Las estaciones medidoras de calidad del aire no se renuevan ni se amplían; no se miden nuevos contaminantes; no sabemos si los 6 millones para la Sierra Minera se usarán bien o si se destinarán a limpiar el suelo algún otro resort de lujo que se pretenda construir en nuestro litoral. Asimismo, también se necesitan más agentes e inspectores ambientales, dos agentes forestales destinados en exclusiva a Calblanque y partidas para reforestar y proteger la zona oeste del municipio”.

En relación a las necesidades en materia de salud han subrayado notorias ausencias, como la falta de una partida específica para la realización de estudios epidemiológicos completos a la población de las zonas más afectadas por la contaminación en Cartagena; el dinero que falta para el cumplimiento de la Ley del Rosell y su funcionamiento a pleno rendimiento como segundo Hospital de Cartagena; una partida para la puesta en marcha de la Unidad de Quemados y de Neurocirugía; la gratuidad del aparcamiento del Hospital de Santa Lucía; la disminución de las listas de espera, la finalización de las obras pendientes en los centros de salud y su apertura vespertina junto a la de los consultorios para consultas de atención primaria, incluidas las de pediatría. 

Finalmente, en materia de cultura y patrimonio, la coalición propondrá enmiendas para los molinos de viento del campo de Cartagena, las canteras romanas, la Plaza del Lago, el patrimonio modernista que requiere de su propio centro de Interpretación, la Casa Rubio de El Algar, la Casa del Pueblo y el patrimonio de los pueblos de la Sierra Minera, además de fondos específicos para recuperar la Granja Escuela de Tallante y cederla para uso de asociaciones juveniles de la zona, scouts y colectivos medioambientales.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.