Vista aérea del Mar Menor
Vista aérea del Mar Menor
Tiempo estimado de lectura: 2 minutos
Carpe Diem

El grupo municipal se ha mostrado muy crítico tras leer las quejas y reproches lanzados por los constructores que tachan de “apresurada” la normativa de Recuperación y Protección de nuestro Mar Menor. “Al Mar Menor no le queda tiempo. Vamos contrarreloj y hablar de que la paralización de proyectos urbanísticos supone un menoscabo para nuestra economía a largo plazo es una tomadura de pelo. Las consecuencias sociales y económicas de la degradación de nuestra laguna ya se han manifestado, y si no que se lo pregunten a los vecinos y vecinas de Los Urrutias, Los Nietos… Acabar con este modelo cortoplacista de ladrillo y especulación, poner en marcha las normas que ayuden a proteger nuestro entorno será lo único que salve el futuro de los pueblos ribereños”, ha insistido Leli García, concejala de la coalición en el Ayuntamiento de Cartagena.

“Cartagena necesita terminar con la especulación de promotores y empresarios del ladrillo… esos mismos que hoy se quejan de los precios de los solares, los que protestan porque no pueden seguir inflando la burbuja, los mismos empresarios que se conjugaron para el fiasco de Urbanización Buenos Aires, los que dejaron tirados a los vecinos sin servicios y ni una mísera rotonda, los que se fueron de rositas con el visto bueno y la activa colaboración de Casco Antiguo SA, el paradigma del urbanismo de Cartagena, toda una marca registrada… registrada como vergonzosa”, ha continuado la edil.

Por otro lado, desde la coalición han recordado que el Gobierno Local, de la mano de los constructores y empresarios del ladrillo, sigue dando rienda suelta a las urbanizaciones en el litoral, cuando se trata justamente de lo contrario, a la vista de la moratoria de la CARM: “Hemos sido el único grupo municipal que se opuso a que el Plan Parcial El Vivero de La Manga siga adelante, y presentamos la petición de suspensión porque Castejón y Arroyo habían dado vía libre al trámite de aprobación inicial, sin importarles nada, ni los vecinos ni tampoco el Mar Menor, al que siguen viendo como una piscina que sirve únicamente para dar dinero”.

Finalmente, desde la coalición han señalado “la obstinación” del Gobierno de sacar a subasta las parcelas de los solares de la Morería Baja. “Es realmente vergonzoso ver cómo los empresarios del sector presionan al Gobierno para que continúe rematando nuestro patrimonio histórico. “Demasiado caro” le saldrá a Cartagena que se levante un edificio de tres plantas en la base del Molinete que arrasará con una calzada romana, la escalera y el aljibe como si se tratara de hojas muertas. Revitalizar el centro de nuestra ciudad no pasa por destruir y enterrar nuestra historia bajo un sótano. El Casco se encuentra repleto de solares y viviendas vacías, no se necesitan más urbanizaciones ni mucho menos más ladrillo. Lo que hace falta son zonas verdes y cuidado de nuestros restos arqueológicos. Hace falta amor por Cartagena, por sus vecinos… amor por nuestra historia.”, ha concluido García.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.