100 años de pensiones
100 años de pensiones
Publicidad
Amazon Black Friday
Tiempo estimado de lectura: 3 minutos
Carpe Diem

El 11 de marzo, fecha de infausto recuerdo para tod@s l@s españoles por los atentados terroristas en cuatro trenes de la red de Cercanías de Madrid, coincide con otra causa, positiva ésta, para l@s jubilad@s.

Los primeros pasos que se dieron para implantar unos seguros de vejez en España fueron durante el Gobierno de Antonio Maura, con la aprobación del Seguro Obligatorio del Retiro Obrero a través del Real Decreto-Ley de 11 de marzo de 1919. Este era un seguro que contrataban los obreros libremente con el Instituto Español de Previsión, creado a tales efectos, como parte del origen, un tanto disperso, de la actual SS, ya que entre 1900 y 1931, se crean en España el primer seguro social, la Ley de Accidentes de Trabajo, el Instituto de Reformas Sociales, el Seguro de Maternidad, el seguro de paro forzoso y los ya mencionados Instituto Nacional de Previsión y el Retiro Obrero, lo que ahora es el sistema público de jubilación.

La II República incorpora el derecho al trabajo y a la previsión social, incluyendo las contingencias de muerte (viudedad y orfandad), desempleo y enfermedad, se hace obligatorio el seguro de accidentes para los trabajadores agrícolas y, al año siguiente, para los industriales. Se le encarga al Instituto Nacional de Previsión un proyecto para crear un sistema de S Social propiamente dicho, que ya estaba dispuesto a ser enviado a las Cortes en 1936… pero no pudo ser.

Ya en 1967 entra a funcionar, por fin, la Ley de Bases de la Seguridad Social, que refundió en un texto los múltiples sistemas de previsión social que había antes, lo que se iba a hacer en 1936. ¡31 años de parálisis en la protección social de l@s español@s! En el sistema de previsión social franquista, los seguros alcanzaban sólo a obreros que habían cotizado y a sus familiares, porque los parados tenían que pagarse sus medicamentos, pues el seguro de enfermedad sólo beneficiaba a trabajadores. Además, la inversión era muy baja y, en consecuencia, las prestaciones eran de auténtica miseria.

Una vez acabada la dictadura, la Seguridad Social en España ha sido sometida a varias reformas a lo largo de estas más de cuatro décadas, puesto que hasta la llegada de la democracia aún pervivían antiguos sistemas de cotización alejados de los salarios reales de trabajadores, y ausencia de revalorizaciones periódicas; la tendencia a la unidad no se plasmó al pervivir multitud de organismos superpuestos.

 La primera reforma seria se llevó a cabo en 1977 para modernizar el conjunto de seguros sociales heredados de la dictadura. Posteriormente, en 1985 ya con Felipe González en el Gobierno, se aprobó una reforma que endurecía el acceso a las pensiones contributivas que acabó con una huelga general en 1988. Diez años después se produjo otro hecho histórico, en 1995, con la firma del Pacto de Toledo, que se actualizó en el año 2013.

En 2006 se alcanzó otro pacto para una mejora del sistema de pensiones, apelando a la separación de fuentes de financiación para dotar de más equilibrio al sistema. Y la últimas reformas de 2011 y 2013 están siendo altamente negativas para l@s pensionistas presentes pero sobre todo futuros, y estamos dispuest@s a luchar hasta derogarlas. Pero esto es otra historia…

Conmemorando aquél 11 de marzo l@s pensionistas de todo el país salimos a las calles, 100 años después de aquél hito histórico para la lucha obrera en España. Manifestaciones, concentraciones o mesas informativas (como en Cartagena, el 11 a las 11 en el ICUE) jalonarán más de 200 pueblos y ciudades, expresando nuestro rechazo al Pacto de Toledo y a la privatización y la degradación de las pensiones, y nuestro compromiso con unas pensiones públicas y dignas.

Publicidad

No te pierdas el Black Friday de Amazon

Amazon Black Friday

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.